Guía de Islas Cook

 

HISTORIA

bandera de islas cook

Los polinesios colonizaron estas islas y atolones mucho antes de que los europeos aparecieran por allí. Se cree que las primeras migraciones llegaron a las islas Cook alrededor del 500 d. C., probablemente desde Raiatea en las islas Sociedad de la Polinesia francesa. Los primeros contactos europeos en la isla se remontan en 1595  cuando el explorador español Álvaro de Mendaña de Neyra descubre la isla Pukapuka, y la bautiza como San Bernardo. En 1606 el explorador Pedro Fernández de Quirós descubre Rakahanga, que la llama Gente Hermosa. En su diario, Quirós escribió un comentario acerca de la impactante belleza de los isleños. Estos primeros exploradores no permanecieron allí mucho tiempo y las islas se perdieron de nuevo para los europeos hasta 1773, cuando fueron redescubiertas por el marino inglés James Cook, el cual les dio el nombre que tienen todavía. Cook visitó cinco islas pero nunca llegó a Rarotonga, la más grande, que fue descubierta en 1789 por Fletcher Christian.

 

La isla de Rarotonga, que siempre ha jugado el papel más importante, estaba divida en seis distritos dirigidos por seis diferentes familias. Los jefes más importantes eran los ariki, que gobernaban cada uno de los distritos y supuestamente contaban con la poderosa fuerza del mana, poder sobrenatural que despierta el respeto del pueblo. Este poder se podía ganar o a veces perderlo si el ariki se comportaba de irregularmente. Otros personajes poderosos en la Ratonga preeuropea eran los taungas, especie de sabios encargados de  los asuntos religiosos o la memorización de la historia y genealogía del pueblo. La influencia exterior arraigó firmemente en las Cook con la llegada de los misioneros protestantes, que fueron capaces de convertir a gran parte de los isleños en un tiempo récord. Consiguieron establecer la religión de la Biblia, hasta el punto de considerar extinguidos los cultos locales. El famoso predicador John Williams de la sociedad misionera londinense dejó a dos misioneros tahitianos en Rarotonga en 1821, y uno de ellos Papeiha convirtió a mucha gente. Durante la mayor parte del siglo XIX los misioneros gobernaron las islas conjuntamente con los jefes locales polinesios. Un estricto puritanismo victoriano fue impuesto a toda la sociedad isleña, e incluso hoy la iglesia cristiana de las islas Cook y sus sacerdotes tienen una considerable influencia.

 

Sin embargo, con la centralización del poder en Rarotonga las islas más pequeñas quedaron desatendidas y en ellas se han mantenido vigentes muchas de las tradiciones y cultos preeuropeas. El sistema de gobierno continúo siendo el basado en los ariki. En 1880 los franceses se adueñaron de Tahiti y sus islas vecinas y las convirtieron en una colonia francesa, lo cual alarmó a los misioneros ingleses que se encontraban en el grupo de las Cook. Reclamaron al gobierno británico que interviniera, y entre 1888 y 1889 declaró a todo el grupo de islas un protectorado británico. En 1901 los británicos transfirieron la administración de las islas a Nueva Zelanda. El 4 de Agosto de 1965, Nueva Zelanda les concede a las Islas Cook la autonomía, lo que significa que la administración elegida localmente es la que realmente dirige el país y Nueva Zelanda la que provee subsidios económicos para mantener la economía a flote. En los últimos años los dirigentes locales han intentado imponer un cierto grado de independencia incrementando su relación con Polinesia francesa, un territorio francés relativamente rico que es el vecino más cercano de las islas Cook. El turismo y las ayudas de Nueva Zelanda son las principales fuentes de ingresos, con las granjas de perlas creciendo en importancia. La pesca y la agricultura se explotan principalmente a un nivel de subsistencia. La política exterior de las islas es manejada por Nueva Zelanda y los ciudadanos de las Cook son a todos los efectos neozelandeses.

VIAJAR

 

Antes de realizar un viaje al extranjero, se recomienda registrar sus datos en el Registro de Viajeros informático de este Ministerio, para facilitar la atención en eventuales situaciones de emergencia o necesidad.

Desastres naturales: las Islas Cook están expuestas a frecuentes ciclones entre noviembre y abril, lo que incide en el tráfico aéreo y en el mantenimiento de las redes de suministros. La región está sujeta a frecuentes movimientos de la placa tectónica, lo que puede desencadenar maremotos.

DROGAS: las penas por tráfico y consumo de drogas establecida por "Narcotics ACT 1965", son las siguientes: 

- Tráfico (Importación, producción, distribución, cultivo, venta, suministro, cooperación en las actividades citadas, etc.): hasta 14 años de prisión.
- Posesión y consumo: Hasta 3 meses de prisión o 400 dólares de multa (1 $ NZ = 0,65 Euros).
- Robo: Hasta 7 años de prisión. 

Los estándares de seguridad de los "tour-operadores", especialmente en lo referente a deportes de aventuras y viajes entre islas, son relativamente bajos. La red viaria está poco desarrollada.  

Dado que las Islas Cook mantienen una estrecha relación con Nueva Zelanda, país que se ocupa de sus relaciones exteriores, los viajeros pueden obtener información y asistencia a través de las instituciones públicas neozelandesas y las Embajadas de aquél país. 

A la salida del país, se debe abonar una tasa que asciende a 55 dólares neozelandeses. Los menores de 12 años no pagan tasa. A partir del 1 de diciembre de 2012, la tasa se incorporará al billete aéreo. Para obtener más información,  se puede visitar la página de la Embajada de España en Islas Cook. No existen cámaras de descompresión para problemas derivados de la práctica del submarinismo. En casos graves, debe procederse a la evacuación a Nueva Zelanda. Es aconsejable que los viajeros informen a la Embajada de España en Wellington de su estancia en este país. 
Deben proveerse alternativas al uso de cajeros automáticos, dada la exigüidad de estos en el país. 

DOCUMENTACIÓN Y VISADO

Pasaporte / DNI: Pasaporte con validez de 6 meses posterior a la salida prevista de Islas Cook y billete para salir del país.
Visado: no se exige visado, y a la entrada se concede un permiso de estancia de 31 días.

 

DATOS DE INTERÉS

 

Vacunas obligatorias: Fiebre amarilla y Cólera para viajeros procedentes de paises donde existen esas enfermedades.

Recomendadas: Ninguna.
Para más información, consulte la siguiente página web:
http://www.msc.es/ciudadanos/proteccionSalud/vacunaciones/home.htm

Las prestaciones sanitarias tienen las limitaciones propias de un país de escasa población y dimensiones y muy aislado. En todas las Islas del Pacífico es recomendable contratar un seguro médico de viaje de amplia cobertura y que incluya gastos de repatriación. En casos graves debe procederse  a la evacuación médica a Nueva Zelanda. Existe riesgo de contraer la fiebre del dengue, por lo que conviene adoptar precauciones contra las picaduras de mosquito.

DIVISAS

Hasta el equivalente a NZ$ 10.000 sin declarar.

Quienes somos | Derechos contratación | Política de privacidad | Contactar

 

Copyright © 2014 Grupo Araque. Todos los derechos reservados. (All rights reserved).
C.I.C.M.A 181 Autorizado y supervisado por la Direccion General de Turismo de la Comunidad de Madrid.
Viajes Araque S.A. CIF A-28828887 Registro Mercantil Tomo.9855 Folio.214.
C/ Joaquín Ibarra, 42-44 (28042 Madrid) y C/ San Bernardo, 77 (Madrid)