Guía de la República Popular China

china 

HISTORIA

 

bandera de china

El territorio que actualmente ocupa la República Popular China ha estado poblado desde hace miles de años. Entre el VII y VI milenio adC surgen las primeras civilizaciones neolíticas, Peilikan y Cishan, precursoras de la cultura de Yangshao, que se fusionaría con las de Dawenkou y Hongshan para dar lugar a la cultura de Longshan, comienzo de la unidad territorial y política de Llanura del Norte de China. La primera dinastía china fue la dinastía Xia, que se habría prolongado desde alrededor del año 2100 adC hasta alrededor del 1600 adC, y habría ocupado el curso medio del Río Amarillo. La segunda dinastía fue la dinastía Shang, que se extendió en el tiempo desde alrededor del 1600 adC hasta alrededor del 1100 adC. La dinastía Shang tuvo su capital cerca de la actual ciudad de Anyang. Los Zhou establecieron dos capitales principales, una en el oeste, Zhouzong, cercana a la actual Xi'an, y otra en el este, Chengzhou, cerca de la actual Luoyang. Fue una época de gran esplendor cultural en la que vivieron y escribieron sus obras algunos de los principales pensadores chinos de la antigüedad como Confucio, Mencio o Zhuangzi.

 

El rey de los Qin funda una nueva dinastía y toma para sí el nuevo nombre de "emperador". A partir de este momento histórico, todos los monarcas chinos posteriores utilizarán este título, abandonando la denominación de "reyes". Hoy en día los chinos lo llaman más frecuentemente Qin Shi Huang ("Primer Emperador Qin"). Con él surge, por primera vez en la historia, un estado chino fuerte, centralizado y unificado. A pesar del éxito militar de la unificación, las características del estado Qin hicieron su supervivencia inviable, y éste se vino abajo tras la muerte de Qin Shi Huang. Su hijo Èrshì Huángdì ("Emperador Segundo") subió al trono en 209 adC, en medio de una rebelión contra el régimen tiránico. En 206 adC, Liu Bang, que dirigía la rebelión militar contra el ejército Qin, se proclama emperador, fundando una nueva dinastía: los Han. Entre ambos periodos, la dinastía Han se vio interrumpida brevemente por Wang Mang, que instauró su propia dinastía Xin e intentó organizar un estado basado en el pensamiento confuciano. El último emperador Han, el Emperador Xian se convirtió en un títere de los militares poderosos, primero de Dong Zhuo y después, tras la muerte de éste en un golpe de estado en 192, de Cao Cao, una de las figuras más importantes en la historia china, que fracasaría en su intentó de mantener unido el Imperio. La reunificación de China se produjo bajo la dinastía Jin.

 

En el año 581 Yang Jian, general del ejército de la dinastía Zhou del Norte, se hizo con el poder y proclamó una nueva dinastía: los Sui. Ocho años después, en 589, la dinastía Sui derrotaba a la débil dinastía Chen del sur, con lo que conseguía la reunificación del sur y el norte. Tras la reunificación, se inició una etapa de reformas institucionales y de consolidación del poder central. En esta época se construyó el Gran Canal y se amplió la Gran Muralla China. También fue una época de promoción del budismo. En el año 604, Yang Guang sucedió a su padre en el trono. Tras una serie de reveses militares en las regiones fronterizas, se produjeron insurgencias militares. El segundo emperador Sui moría asesinado en el año 617, y un año después uno de los militares rebeldes proclamaba la nueva dinastía Tang. Durante el reinado de Taizong, una de sus concubinas, que había sido anteriormente concubina de su padre, alcanzaría un gran poder de influencia hasta el punto en que finalmente, después de seguir gobernando desde la sombra bajo el reinado de dos de sus hijos, ella misma se convertiría en emperatriz. Así, tras derrocar a su propio hijo, el emperador Zhongzong, la Emperatriz Wu se convirtió en la primera y única mujer que gobernaría China en toda su historia. Al subir al trono, proclamó una nueva dinastía Zhou. En el año 705, la emperatriz Wu, que, según las crónicas existentes, tenía ya 80 años de edad, fue derrocada y su hijo el emperador Zhongzong retomó el poder, restaurando la dinastía Tang. Tras varios años de luchas internas, el emperador Xuanzong consolidaría el poder de la dinastía.

 

Mucho más debilitada, la dinastía Tang se mantendría en el poder en Chang'an hasta principios del siglo X. En el año 904, el dirigente militar Zhu Wen lanzó un ataque contra Chang'an, destruyendo la ciudad y haciendo matar a la corte del emperador. Finalmente, en 907 Zhu Wen hizo matar al último emperador Tang y proclamó una nueva dinastía: la dinastía Liang, con capitales en las ciudades de Luoyang y Kaifeng. En el año 960, el militar de la dinastía Zhou del Norte Zhao Kuangyin fundaba la dinastía Song, continuación de las cinco dinastías que se sucedieron en el norte tras la caída de los Tang. Esta dinastía, que estableció su capital en Kaifeng, consiguió conquistar los reinos del sur y reunificar gran parte del territorio que había estado bajo soberanía Tang. Durante el periodo Song, se sucedieron tres estados importantes formados por pueblos de etnia no china en el norte. Los kitán (o khitan) fundarían la dinastía Liao en el noroeste. En el noroeste, en las actuales regiones de Gansu y Ningxia, los tangut fundan la dinastía Xia Occidental. El tercero de estos estados, y el más importante, sería la dinastía Jin, fundada por los yurchen que llegaría a conquistar el norte de China, obligando a los Song a huir al sur en el año 1127. Estos tres estados adoptaron el modelo dinástico chino.

 

La reunificación de China se produciría, gracias a la conquista del territorio chino por otro pueblo extranjero: los mongoles. Los mongoles, pueblo nómada del norte, crearon el mayor imperio en la historia de la humanidad. Bajo su gran líder Genghis Khan, las conquistas mongolas llegaron a unir bajo un mismo imperio territorios tan distantes como Europa Oriental, Irán y China. El imperio mongol había sido dividido en cuatro partes. Una de ellas, el Gran Janato, ocupó gran parte del territorio de las actuales China y Mongolia. En el año 1271 el Gran Jan, Kublai Jan, fundó una dinastía al estilo chino, bajo el nombre Yuan, con capital en Pekín. El desorden social del final de la dinastía Yuan provocó numerosas rebeliones contra los mongoles. Un líder rebelde de origen humilde, Zhu Yuanzhang, funda la dinastía Ming en 1368, estableciendo la capital en Nanjing. A Zhu Yuanzhang, el emperador Hongwu, le sucederá, tras una breve guerra civil, su hijo el emperador Yongle, que trasladará la capital a Pekín. Durante el reinado de Yongle, China se convertiría en la primera potencia marítima del mundo, como evidencian los siete viajes de Zheng He al sur de Asia y África. En el año 1644, la dinastía Qing, procedente de Manchuria, conquista Pekín. En China, la dinastía Qing ha sido considerada una dinastía opresora. Los manchúes impusieron su estilo de peinado y su forma de vestir a la población china, y la lengua manchú se utilizaba para los asuntos más importantes en la corte, dominada por la clase dirigente de origen manchú.

 

La dinastía Qing consolidaría la expansión territorial de China, incorporando al imperio Taiwán, Tíbet, Xinjiang y Mongolia. A lo largo del siglo XIX se sucedieron las disputas comerciales con las potencias occidentales, que dieron lugar a la Primera Guerra del Opio, que enfrentó a China con el Reino Unido entre 1839 y 1842, y a la Segunda Guerra del Opio, entre 1856 y 1860, en la que una alianza franco-británica tomó la ciudad de Guangzhou. El resultado de estas guerras fue la firma de los tratados de Nanjing y de Tianjin, por los que el Reino Unido consiguió la soberanía sobre parte del actual territorio de Hong Kong, además de derechos comerciales y de navegación para las potencias occidentales. La rivalidad con Japón por la influencia sobre Corea provocó la guerra chino-japonesa entre 1894 y 1895. Tras la derrota china en esta guerra, se firma el Tratado de Shimonoseki, por el que China reconocía la independencia de Corea, que pasaba a estar bajo influencia japonesa, y cedía Taiwán a Japón. La derrota frente a Japón hizo crecer el desprestigio de la dinastía Qing. El descontento con el gobierno imperial manchú se manifestó en la aparición de numerosos movimientos revolucionarios que pedían la formación de una república. El 10 de octubre de 1911 se produce el Levantamiento de Wuchang, rebelión contra la dinastía Qing en la actual ciudad de Wuhan, que provoca la Revolución de Xinhai, que acabará con el derrocamiento definitivo del último emperador Qing, Puyi, en 1912.

 

El líder revolucionario chino Sun Yat-sen, al tener noticia del levantamiento de Wuchang, vuelve a China desde Estados Unidos. Aunque Sun llega a ser nombrado Presidente de la República de China, el país se encuentra dividido, dominado por dirigentes locales, y llega a un acuerdo con el destacado militar Yuan Shikai, que controlaba los restos del ejército Qing en el norte, para que éste sea presidente. La ambición de Yuan Shikai, que llegaría a autoproclamarse emperador en 1915, hace crecer la oposición a éste. China se encontraba aún dividida, y Sun Yat-sen vuelve del exilio para instalarse en Guangzhou, desde donde dirige el Kuomintang, el partido político que él había fundado. En Guangzhou, Sun Yat-sen funda la Academia Militar de Whampoa, en la que se formará el ejército que, bajo el mando de Chiang Kai-shek, sucesor de Sun Yat-sen al frente del Kuomintang, conseguirá conquistar gran parte de China y establecer en Nanjing la capital de la República de China, cumpliendo la ambición de Sun Yat-sen. Chiang Kai-shek se convierte en presidente de la República y, desde el principio, tendrá que enfrentarse a dos problemas. Por un lado, el Partido Comunista Chino, a pesar de varios periodos de colaboración con el Kuomintang, lucha por establecer un régimen comunista. Por otro lado, el imperialismo japonés presiona a China. En 1931 Japón conquista Manchuria, y establece allí el estado títere de Manchukuo. En 1937 él ejército japonés comienza la invasión de China. Durante la invasión japonesa, el gobierno de Chiang Kai-shek abandona la capital Nanjing, ocupada por Japón, y se repliega al interior, estableciéndose en la ciudad de Chongqing. Tras el final de la Segunda Guerra Mundial, en 1945, Japón abandona sus conquistas en Asia, y China recupera Manchuria y Taiwán.

 

Cuando parecía que el gobierno de Chiang Kai-shek podría ya lograr consolidar la estabilidad de la república, se reanuda el enfrentamiento con los comunistas. Éste se convierte en una guerra civil total a partir de 1947. En contra de las previsiones, los comunistas logran vencer al ejército de la República. El gobierno del Kuomintang, junto a parte del ejército y muchos de sus simpatizantes, se va a Taiwán, desde donde confiaba en poder reconquistar el continente. Esta situación, sin embargo, acabaría manteniéndose y la República de China continúa existiendo en la actualidad en la isla de Taiwán. El 1 de octubre de 1949, el líder del Partido Comunista Chino Mao Zedong proclama la República Popular China desde la puerta de Tian'anmen de la Ciudad Prohibida de Pekín. Mao fue el líder máximo de China hasta su muerte en 1976. Su periodo de gobierno estuvo marcado por profundas conmociones sociales y políticas, como las campañas del Gran Salto Adelante o la Revolución Cultural. Tras la muerte de Mao, el sucesor elegido por éste, Hua Guofeng, no consiguió consolidar el poder, que acabó en manos de Deng Xiaoping. Deng Xiaoping inició un proceso de reformas económicas y apertura comercial al resto del mundo. Tras la muerte de Deng, su sucesor Jiang Zemin mantuvo el poder hasta que entre los años 2002 y 2004 fue sustituido en todos sus cargos por el actual Presidente de la República Popular China Hu Jintao.

 

VIAJAR

 

Antes de realizar un viaje al extranjero, se recomienda registrar sus datos en el  Registro de Viajeros informático de este Ministerio para facilitar la atención en eventuales situaciones de emergencia o necesidad.

En previsión de que se anuncien manifestaciones en los próximos días, se aconseja a los ciudadanos españoles qu se propongan viajar a Hong Kong próximamente por razones profesionales, de negocios o turismo, informarse bien sobre la situación en las áreas o lugares a los que se desplacen, evitar en lo posible acudir a lugares en los puedan producirse concentraciones o incidentes, y mantenerse en contacto con el Consulado General en Hong Kong. La Región Autónoma del Tíbet y determinadas zonas de las provincias colindantes (Xinjiang, Qinghai, Sichuan) son frecuente escenario de protestas y disturbios, llegando a estar restringido el acceso a extranjeros, puntualmente o en algunos casos por algunos meses. Por ello le recomendamos encarecidamente que extreme las precauciones en caso de encontrarse o tener previsto viajar por aquella zona, y que se informe ante las autoridades chinas de la situación actual antes de viajar. 

Debido a las campañas de seguridad cada vez más estrictas llevadas a cabo por las autoridades chinas para evitar la estancia y el empleo ilegales de los extranjeros en el país, recordamos la importancia de poseer el correspondiente visado en vigor durante toda su estancia en el territorio chino, así como los respectivos permisos de trabajo o de negocios en el caso de desplazarse a China por motivos laborales. Asímismo, se señala que en el caso de que usted se vea envuelto en una disputa civil o mercantil, las autoridades chinas podrán decretar la prohibición de salida del país hasta que se resuelva el contencioso. 

 

DOCUMENTACIÓN Y VISADO

 

Para viajar a China es necesario el pasaporte con validez de, al menos, seis meses. Es necesario visado, excepto Hong Kong y Macao (en estas dos ciudades no es necesario el visado para una estancia no superior a 90 días en cada localidad). Se exceptúa también lo que se indica más abajo sobre visados en tránsito. Duración máxima autorizada : 60 días de estancia (90 días de validez). Es muy difícil obtener un visado de turismo multi-entradas. Es recomendable verificar, antes del viaje, la validez del visado ya que, en caso de permanecer en territorio chino con el visado ya expirado,  recibirán un aviso, una sanción con 500 yuan/RMB (aproximadamente 50 euros) por estancia ilegal en China, hasta un límite de 5000 yuan/RMB (aproximadamente 500 euros), o serán detenidos entre 3 y 10 días. 

 

Los ciudadanos extranjeros que entren de forma ilegal en China, serán sancionados con multas de entre 1000 a 10000 yuan/RMB (aproximadamente de 100 a 1000 euros) o serán detenidos entre 3 y 10 días y podrán ser expulsados del país en un tiempo determinado. En caso de viajar a las Regiones autónomas de la R.P. China, el Departamento de Relaciones Internacionales del Buró de Promoción Turística de la República Popular China comunica que los turistas están obligados a hospedarse en los hoteles autorizados por el Gobierno Chino. Además, estos viajeros deberán restringirse a las actividades propias de un turista.

 

El visado de turismo no permite acceso a la Región Autónoma del Tíbet. Será necesario solicitar un permiso especial para viajar a dicha región. Los viajeros que accedan sin permiso, es decir, de forma ilegal, podrían ser fuertemente sancionados con penas incluso de prisión. Algunas zonas de China tienen acceso prohibido a los ciudadanos extranjeros, tales como zonas de la provincia de Xinjiang, de la provincia de Qinghai, de Heilongjiang y de Mongolia Interior. En caso de viajar a Hong Kong y Macao y luego regresar de nuevo a China, será necesario estar provisto de un visado de dos entradas, o bien, en caso de poseer un visado de una sola entrada, será preciso solicitar un nuevo visado para volver a entrar en China continental.

 

Visados en tránsito: la regla general de que es necesario tener visado al iniciar el viaje a China (exceptuando Hong Kong y Macao) tiene las siguientes excepciones:

1.- Viajeros en tránsito en Pekín, Shangai, Cantón, Chengdu y Chongqing en las condiciones que se explican a continuación: los nacionales de 45 países, incluida España, pueden solicitar un visado de tránsito con duración de 72 horas en Pekín (en el aeropuerto de la capital), Shangai (aeropuerto de Hongqiao y aeropuerto de Pudong), Cantón (aeropuerto Bayun de Guangzhou), Chengdu (el aeropuerto Shuangliu de Chengdu)y Chongqing (aeropuerto Jianbei de Chongqing). Para su obtención, los pasajeros deberán estar en posesión de un billete para seguir viaje hacia un tercer país y, si fuera el caso, del visado correspondiente para entrar al mismo. Además, durante el tránsito no podrán abandonar la Municipalidad de Pekín,  la de Shangai, la provincia de Guandong,  la Municipalidad de Chengdu o la Municipalidad de Chongqing, en cada caso. Este servicio está circunscrito únicamente a aquellos pasajeros que vuelen en tránsito a otro país. Un pasajero que realice un vuelo de ida y vuelta desde España (u otro país) a Pekín, Shangai, Cantón, Chengdu o Chongqing, sin volar a un tercer país a continuación, y aunque su estancia en esas ciudades sea inferior a 72 horas, tendrá que estar en posesión del visado correspondiente al iniciar su viaje a China. Los viajeros deberán comprobar con la compañía aérea si el itinerario propuesto es compatible con un tránsito de 72 horas sin visado.

 

2.- Los nacionales españoles pueden visitar la isla de Hainan sin visado cuando vayan en un grupo de cinco personas como mínimo y tengan el viaje acordado con una agencia de viajes. En este caso, la duración de la estancia no podrá exceder los 15 días y no podrán abandonar la isla durante ese periodo. Será obligatorio salir de Hainan a un destino extranjero, o bien a Hong Kong o Macao. El visado para China se puede conseguir.

 

A) Antes del inicio del viaje, en los Consulados de China de su lugar de residencia. El sitio web de la Embajada de la República Popular de China en España es el siguiente: www.embajadachina.es/esp

En Madrid, con la nueva apertura del Centro Solicitud de Visados en Madrid, los visados se expiden sólo desde dicho Centro. Sus datos de contacto son:

CENTRO DE SOLICITUD DE VISADOS CHINOS EN MADRID:

C/ Agustín de Foxá, nº 29 - 4º piso A

28046 Madrid

Teléfono: 91 314 59 18

Fax: 91 732 19 59

Página web: www.visaforchina.org/MAD_ES/ 

Correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

En Barcelona: Consulado General de la República Popular China en Barcelona:

Avda. Tibidabo, 34, 08022 Barcelona

Tel: 93 254 1199       Fax: 93 212 7718

Sitio web: http//barcelona.chineseconsulate.org/esp

 

B) En las propias regiones de Hong Kong o Macao:

Oficina del Comisionado Chino en la RAE de Hong Kong: www.fmcoprc.gov.hk/eng

Horario de Oficina: Lunes a viernes (excepto días festivos). De 9:00am a 12:00am y de 2:00pm a 5:00pm

Dirección en inglés: China Resources building, 26 Harbor Road, Wanchai, Hong Kong

Tel: +852 3413 2300 (Grabación sobre visados 24 horas)

Tel: +852 3413 2424 (Servicio de atención telefónica disponible en horario de oficina)

Fax: +852 3413 2312

E-mail: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

 

Oficina del Comisionado Chino en la RAE de Macao: www.fmcoprc.gov.mo/eng

Horario de Oficina: L a V (excepto días festivos) de 9:00am a 12:00am y L a J de 2:30pm a 5:00pm

Dirección: 992, Avendia do Dr. Rodrigo Rodrigues, Macao

Tel: +853 879 15123 (Grabación sobre visados 24 horas)

Tel: +853 879 15106 126 (Servicio de atención telefónica disponible en horario de oficina)

Fax: +853 879 15102

E-mail: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

 

Agencia de viajes China Travel Service: http://www.ctshk.com/ (Hong Kong) y http://www.cts.com.mo/ (Macao). Información sobre el visado: www.ctshk.com/english/useful/chinesevisa.htm

Agencia de viajes China Internacional Travel Service: http://www.cits.com.hk/ (Hong Kong) y  http://www.macautourism.gov.mo/es/info/get2macau.php (Macao).

C) Visado en Frontera. Caso especial presenta el viaje a la vecina ciudad de Shenzhen desde Hong Kong. En los puestos fronterizos de Lowu (también se llama Luohu) (de 7.00 a 23.30) Shekou (de 9.00 a 13.00 y de 14.30 a 17.30) y Huanggang (24 horas) entre Hong Kong y Shenzhen, se puede conseguir un visado de entrada y salida para esa provincia válido por un día con un coste de 160RMB. El teléfono de esa oficina es el +86 755 8232 7700 (en mandarín) y se halla en el piso superior una vez pasado el primer control fronterizo. En caso de que se pase a otras ciudades por la provincia colindante de Guandong (Cantón), la policía podría poner una multa al viajero.

 

DATOS DE INTERÉS

 

El país, en general, es bastante seguro aunque en las zonas concurridas (sitios turísticos, autobuses y metros, ferias de muestra, restaurantes, mercadillos, etc.) hay que tomar precauciones para evitar robos de documentación, tarjetas de crédito, dinero... Se han denunciado últimamente casos de hurtos a turistas, incluso en hoteles de lujo o desapariciones de bolsas u otras pertenencias en las ferias de muestras (especialmente en la provincia de Cantón). Se recomienda que antes de viajar guarde una fotocopia de su DNI, pasaporte, visado y billete de avión aparte de la documentación y, a ser posible, otra copia en su correo electrónico. Antes de viajar anote los datos de la Sección Consular/Consulado correspondientes y de los números de anulación de tarjetas de crédito.

 

En China, los taxis legales disponen de taxímetro y de una placa interior que identifica al conductor. Si tuviera cualquier problema anote dicho número para formular una denuncia ante la policía local y la correspondiente queja a la empresa municipal de taxis. Se desaconseja coger taxis ilegales. Tanto el Ministerio de Asuntos Exteriores como el Buró de Turismo de la R.P. China no consideran que haya zonas de riesgo. Por otra parte, esta Embajada considera que es recomendable viajar en grupo.

NOTA IMPORTANTE: De acuerdo con la legislación china, una persona puede estar en detención hasta 30 días sin necesidad de probarse su culpabilidad. transcurrido ese plazo, puede ampliarse el tiempo de investigación hasta un máximo de 150 días (con retención del pasaporte y prohibición de salida del país), antes de que la Fiscalía decida la libertad del detenido o su eventual incriminación penal.

CONTACTOS

Embajada de la República China en Madrid 

C/ Arturo Soria, 113

Madrid -28043

Tel.: 91/519 42 42 y 91 519 36 72

 

Sección Consular :

C/ Josefa Valcárcel, 40, 1ª planta

28027 Madrid

Teléfono : 91.741 47 28

Fax : 91.741 47 93

www.embajadachina.es

e-mail: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

 

CENTRO DE SOLICITUD DE VISADOS CHINOS EN MADRID

C/ Agustín de Foxá, nª 29, 4º piso A

28046 Maddrid

Teléfono: 91 314 59 18

Fax: 91 732 19 59

http://www.visaforchina.org/MAD_ES/

e-mail: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

 

CONSULADO GENERAL DE LA R.P. CHINA EN BARCELONA 

Avda. Tibidavo, 34

08043 Barcelona

Tel.: 93.254 11 99

Fax : 93.212 77 18

 

OFICINA DE TURISMO DE LA EMBAJADA DE LA R. P. DE CHINA EN ESPAÑA

www.turismodechina.org

Tel.: 91.548 00 11

Fax: 91.548 05 97

 

CONSULADO GENERAL EN PEKIN

Cancillería: Chaoyang Qu, Sanlitun Dongsijie, 9.- 100600 Pekín. 

Teléfono/s: (8610) 6532 0780 y 6532 0781 y 6532 0782

Teléfono emergencia consular 86 1391 1461 886

Fax/es: (8610) 6532 0784

Dirección de correo: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

http://www.exteriores.gob.es/Consulados/Pekin

CONSULADO GENERAL EN SHANGHAI

Cancillería: 1201, Zone 2, Jinmao Tower; 88 Century Avenue, Pudong - Shanghai 200121

Teléfono/s: (8621) 6321 3543

Teléfono de emergencia consular: 86 1391 654 7726

Fax/es: (8621) 6321 1396

Dirección de correo: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

http://www.exteriores.gob.es/Consulados/Shanghai/es/Paginas/inicio.aspx

 

Oficina Económica y Comercial:

Floor 25. Mei Long Zheng Plaza. No. 1038 West Nanjing Road. Shanghai, 200047

Teléfono/s: 6217 26 20

Fax/es: 6267 77 50

 

EMBAJADA EN PEKIN

Cancillería: Chaoyang Qu.Sanlitun Lu, 9.-100600 Pekín (Beijing)

Teléfono/s: 8610 6532 3629

Fax/es: 8610 6532 3401

Dirección de correo: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

http://www.exteriores.gob.es/Embajadas/Pekin/es/Paginas/inicio.aspx

 

DIVISAS

 

La moneda de curso legal en China es el renminbi (RMB). que significa "moneda del pueblo" y su unidad básica es el yuan. El yuan se divide a su vez en 10 jiao. Cada jiao se subdivide a su vez en 10 fen. Los nombres que usan para referirse a ellos son kuai en el caso del yuan y mao en el caso del jiao. Los fen no suelen usarse en las grandes ciudades. Existen billetes de 5, 10, 20, 50 y 100 yuan; y de 1, 2 y 5 jiao. Los billetes llevan escrito su valor tanto en la númeración arábiga como en la tradicional china.

 

Quienes somos | Derechos contratación | Política de privacidad | Contactar

 

Copyright © 2014 Grupo Araque. Todos los derechos reservados. (All rights reserved).
C.I.C.M.A 181 Autorizado y supervisado por la Direccion General de Turismo de la Comunidad de Madrid.
Viajes Araque S.A. CIF A-28828887 Registro Mercantil Tomo.9855 Folio.214.
C/ Joaquín Ibarra, 42-44 (28042 Madrid) y C/ San Bernardo, 77 (Madrid)