Guía de Argentina

argentina 

HISTORIA

 

bandera de argentina

La población del actual territorio argentino a la llegada de los españoles a principios del siglo XVI sumaba unas 330.000 personas agrupadas en una veintena de grupos étnicos. Las culturas más extendidas fueron los diaguitas al Noroeste, los guaraníes, los tupíes, los tobas y los guaycurúes en el Noreste, los pampas en el centro y los tehuelches, mapuches y onas en el Sur. En 1516 Juan Díaz de Solís llega al Río de la Plata, hecho que señala el comienzo de la dominación española en esta región. En 1536 Don Pedro de Mendoza fundó Santa María de los Buenos Ayres, la primera ciudad argentina. La miseria y el hambre doblegaron a Mendoza y su gente y Buenos Aires quedó despoblada hasta su segunda fundación por Juan de Garay en 1580. Lo que hoy es la Argentina perteneció al virreinato del Perú hasta que en 1776 el rey Carlos III creó el Virreinato del Río de la Plata, cuyo primer virrey fue Pedro de Ceballos.

 

La capital, Buenos Aires, se convirtió en un gran puerto comercial y se incrementó notablemente la exportación de cueros, tasajo y de la plata proveniente de las minas del Potosí. El sistema de monopolio impuesto por España prohibía comerciar con otro país que no fuera la propia España. Esto encarecía notablemente los productos y complicaba la exportación. En 1806 y 1807 se produjeron dos invasiones inglesas, que fueron rechazadas por el pueblo de Buenos Aires, alistado en milicias de criollos y españoles. En cada milicia, los jefes y oficiales fueron elegidos democráticamente por sus integrantes. La ocupación francesa de España por Napoleón, la captura de del Rey Carlos IV y su hijo Fernando VII y la caída de la Junta Central de Sevilla decidieron a los criollos a actuar. El 25 de mayo de 1810 se formó la Primera Junta de gobierno presidida por Cornelio Saavedra, que puso fin al período virreinal. Mariano Moreno, secretario de la Junta, llevará adelante una política revolucionaria tendiente a fomentar el libre comercio y a sentar las bases para una futura independencia.

 

Entre 1810 y 1820 se vive un clima de gran inestabilidad política. Se suceden los gobiernos (Primera Junta (1810), Junta Grande (1811), Triunviratos (1811-1814) y el Directorio (1814-1820) que no pueden consolidar su poder y deben hacer frente a la guerra contra España. En esta lucha se destacarán Manuel Belgrano, José de San Martín, llegado al país en 1812, y Martín Miguel de Güemes. Las campañas sanmartinianas terminarán, tras liberar a Chile, con el centro del poder español de Lima. El 9 de julio de 1816 un congreso de diputados de las Provincias Unidas proclamó la independencia y en 1819 dictó una constitución centralista que despertó el enojo de las provincias, celosas de su autonomía. A partir de 1819 en el país se fueron definiendo claramente dos tendencias políticas: los federales, partidarios de las autonomías provinciales, y los unitarios, partidarios del poder central de Buenos Aires. Estas disputas políticas desembocaron en una larga guerra civil cuyo primer episodio fue la batalla de Cepeda en febrero de 1820, cuando los caudillos federales de Santa Fe, Estanislao López, y de Entre Ríos, Francisco Ramírez, derrocaron al directorio. A partir de entonces, cada provincia se gobernará por su cuenta. La principal beneficiada por la situación será Buenos Aires, la provincia más rica, que retendrá para sí las rentas de la Aduana y los negocios del puerto.

 

En 1829 Juan Manuel de Rosas, asumió la gobernación de Buenos Aires y ejerció una enorme influencia sobre todo el país. A partir de entonces y hasta su caída en 1852, retendrá el poder en forma autoritaria, persiguiendo duramente a sus opositores y censurando a la prensa, aunque contando con el apoyo de amplios sectores del pueblo y de las clases altas porteñas. Durante el rosismo creció enormemente la actividad ganadera bonaerense, las exportaciones y algunas industrias del interior que fueron protegidas gracias a la Ley de Aduanas. Rosas se opuso a la organización nacional y a la sanción de una constitución, porque ello hubiera significado el reparto de las rentas aduaneras al resto del país y la pérdida de la hegemonía porteña.

 

Justo José de Urquiza era gobernador de Entre Ríos, una provincia productora de ganado como Buenos Aires que se veía seriamente perjudicada por la política de Rosas, que no permitía la libre navegación de los ríos y frenaba el comercio y el desarrollo provinciales. En 1851, Urquiza se pronunció contra Rosas y formó, con ayuda brasileña, el Ejercito Grande con el que derrotó definitivamente a Rosas en Caseros el 3 de febrero de 1852. Urquiza convocó a un Congreso Constituyente en Santa Fe que en mayo de 1853 sancionó la Constitución Nacional. Pero aunque ya no estaba Rosas, los intereses de la clase alta porteña seguían siendo los mismos y Bartolomé Mitre y Adolfo Alsina, dieron un golpe de estado, conocido como la "Revolución del 11 de Septiembre de 1852". A partir de entonces, el país quedó por casi diez años dividido en dos: el Estado de Buenos Aires y la Confederación (el resto de las provincias con capital en Paraná). La separación duró casi diez años, hasta que en septiembre de 1861, el líder porteño Bartolomé Mitre derrotó a Urquiza en Pavón y unificó al país bajo la tutela porteña.

 

A partir Pavón se sucedieron los gobiernos de Bartolomé Mitre (1862-68), Domingo F. Sarmiento (1868-1874) y Nicolás Avellaneda (1874-1880), quienes concretaron la derrota de las oposiciones del interior, la ocupación del todo el territorio nacional y la organización institucional del país fomentando la educación, la agricultura, las comunicaciones, los transportes, la inmigración y la incorporación de la Argentina al mercado mundial como proveedora de materias primas y compradora de manufacturas. En 1880 llegó al poder el general Julio A. Roca, quien consolidó el modelo económico agroexportador y el modelo político conservador basado en el fraude electoral y la exclusión de la mayoría de la población de la vida política. Se incrementaron notablemente las inversiones inglesas en bancos, frigoríficos y ferrocarriles y creció nuestra deuda externa. La aplicación de Ley Sáenz Peña hizo posible la llegada del radicalismo al gobierno. Los radicales gobernarán el país entre 1916 y 1930 bajo las presidencias de Hipólito Yrigoyen (1916-1922) (1928-1930) y Marcelo T. de Alvear (1922-1928),


El 6 de septiembre de 1930 los generales José Félix Uriburu y Agustín P. Justo encabezaron un golpe de estado, apoyado por grupos políticos conservadores, y expulsaron del gobierno a Yrigoyen inaugurando un período en el que volvió el fraude electoral y la exclusión política de las mayorías. En 1933 se firmó el Pacto Roca-Runciman con Inglaterra que aumentó enormemente la dependencia Argentina con ese país. Se sucedieron los gobiernos conservadores (el general Uriburu, entre 1930 y 1932; el general Justo, entre 1932 y 38; Roberto Ortiz, entre 1938 y 1942, y Ramón Castillo, entre 1942 y 1943). En 1943 un grupo de militares nacionalistas dio un golpe de estado y derrocó al presidente Castillo. Dentro de este grupo se destacó el coronel Juan Domingo Perón, quien, desde la secretaría de Trabajo y Previsión, llevará adelante un política tendiente a mejorar la legislación laboral y social (vacaciones pagas, jubilaciones, tribunales de trabajo). en octubre de 1945 militares antiperonistas lograron su renuncia y detención. Cuando la situación parecía definida, se produjo el 17 de Octubre de 1945 una gran movilización de obreros y sindicalistas que obtuvo la liberación de Perón y su reinstalación en el gobierno.


El apoyo popular a Perón lo llevará al gobierno en las elecciones de 1946. Durante sus dos presidencias (1946-1952 y 1952-1955) Perón, que ejercerá el poder eva peronlimitando el accionar de la oposición y censurando a la prensa, impulsará una política que combinaba el impulso de la industria, el empleo, las comunicaciones y los transportes, con la acción social desarrollada por Eva Perón a través de la construcción de hospitales, escuelas, hogares para niños y ancianos, y ayuda económica para los más pobres. En 1955 un nuevo golpe militar derrocó a Perón, quien marchó al exilio. A partir de entonces y hasta 1973, los peronistas no podrán votar por su partido. En ese período habrá dos presidentes civiles, Arturo Frondizi (1958-62) y Arturo Illia (1963-66) que intentarán impulsar el desarrollo nacional y poner fin a la proscripción del peronismo. Ambos serán derrocados por golpes militares. El golpe del '66, llamado Revolución Argentina, se prolongó en el poder por siete años hasta que la presión popular expresada en violentas protestas como el Cordobazo y en la aparición de grupos guerrilleros, obligó a los militares a convocar elecciones el 11 de marzo de 1973. El candidato peronista, Héctor Cámpora, resultó electo.

 

Entre 1973 y 1976 gobernó nuevamente el peronismo con cuatro presidentes (Cámpora, 1973; Lastiri, 1973; Perón, 1973-1974; e Isabel Perón 1974-1976), quienes intentaron retomar algunas de las medidas sociales del primer peronismo, como el impulso de la industria y la acción social, el mejoramiento de los sueldos y el control de precios. Pero los conflictos internos del movimiento peronista y la guerrilla, sumados a la crisis económica mundial de 1973, complicaron las cosas que se agravaron aun más con la muerte de Perón en 1974 y la incapacidad de su sucesora Isabel Perón para conducir el país. Esta crisis fue utilizada como excusa para terminar con el gobierno democrático y dar un nuevo golpe militar. La dictadura militar que gobernó el país entre 1976 y 1983 contó con el decisivo respaldo de los grandes grupos económicos nacionales y el financiamiento permanente de los grandes bancos internacionales y los organismos internacionales de crédito como el Banco Mundial y el FMI. El saldo de su gestión fue el de miles de muertos y desaparecidos, centenares de miles de exiliados, la derrota del Ejército argentino en Malvinas, la multiplicación de la deuda externa por cinco, la destrucción de gran parte del aparato productivo nacional y la quiebra y el vaciamiento de la totalidad de las empresas públicas a causa de la corrupción de sus directivos.

 

raul alfonsinDesde 1983, el país vive en democracia restableciéndose las libertades públicas y los derechos humanos, y la cultura argentina volvió a destacarse en el mundo La herencia dejada por la dictadura militar fue muy pesada y los sucesivos gobiernos (Raúl Alfonsín, 1983-1989). El gobierno de Raúl Alfonsín debió enfrentar el problema de la transición a la democracia en un país con una larga tradición de gobiernos militares que había llegado a la tragedia del terrorismo de estado y la guerra. El 15 de diciembre de 1983 sanciona los decretos 157 y 158. Por el primero se ordenaba enjuiciar a los dirigentes de las organizaciones guerrilleras ERP y Montoneros; por el segundo se ordenaba procesar a las tres juntas militares que dirigieron el país desde el golpe militar del 24 de marzo de 1976 hasta la Guerra de las Malvinas. El mismo día creó una Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas CONADEP, integrada por personalidades independientes (Ernesto Sábato, Magdalena Ruiz Guiñazú, Graciela Fernández Meijide, entre otros) con la misión de relevar, documentar y registrar casos y pruebas de violaciones de derechos humanos, para fundar el juicio a las juntas militares.


En setiembre de 1984 la CONADEP produce su famoso informe titulado "Nunca Más". En 1997 se concretó la creación de la "Alianza para el Trabajo, la Justicia y la Educación", más conocida como "Alianza". De sus filas salió la fórmula Fernando de la Rúa- Chacho Álvarez, ganadora de la elección presidencial celebrada el 24 de octubre de 1999 con el 48.5 % de los votos, y una ventaja de 10.5 % sobre el oficialista Eduardo Duhalde. El 10 de diciembre, la fórmula aliancista asumió el poder en un clima de esperanza, incluso entre muchos de los que no la habían votado. Sin embargo, ya desde el discurso de asunción, De la Rúa comenzó a socavar su base política, anunciando la necesidad de una serie de subidas de impuestos y ajuste de la estructura estatal de considerable magnitud. A partir de febrero de 2001 grandes flujos de fondos empezaron a abandonar el país. Al mes siguiente asumió como Ministro de Economía López Murphy, pero fue repudiado por la oposición, e incluso por los propios radicales, al anunciar el arancelamiento universitario. Tras la renuncia de López Murphy, y en una sorprendente decisión, el gobierno nombró como Ministro de Economía a Domingo Cavallo, hasta entonces identificado por la opinión pública como un símbolo del gobierno de Menem.


El 1 de diciembre de 2001, Cavallo toma la decisión de imponer el corralito, un paquete de medidas económicas que impuso una bancarización total de la economía, mediante la prohibición de extraer dinero en efectivo depositados en bancos públicos y privados. Esta medida, que afectó en gran medida a las clases medias, sumó apoyos en los mercados y organismos financieros internacionales, pero la población comenzó a manifestar un enorme descontento. Frente a este panorama, el presidente decidió anunciar por que había decretado el estado de sitio, que suspendía las garantías constitucionales de los ciudadanos. Espontáneamente, miles de personas se lanzaron a las calles, disgustados con las recientes medidas civiles y económicas. Pacíficamente, la población manifestó su descontento durante toda la noche, mientras la policía intentaba alejarlos de la Casa de Gobierno, utilizando gas lacrimógeno; esa noche renunciaba el Ministro de Economía Domingo Cavallo.

 

El presidente pronunció un discurso por televisión convocando a la "unidad nacional" y ofreciendo al justicialismo cogobernar el país. Ante la respuesta negativa deEduardo Duhalde argentina parte de éste y la enérgica repulsa popular, el presidente Fernando de la Rúa presentó su renuncia. Una serie de nuevos enfrentamientos ponen nuevamente en jaque la estabilidad del nuevo gobierno. El lema más recordado de los manifestantes era el "que se vayan todos", que resumía el descontento que sufrían los políticos por parte de gruesas mayorías de la población. el presidente de la Nación, Rodríguez Saá decide presentar su renuncia al cargo, hacia el día 30 de diciembre. El Partido Justicialista propone a Eduardo Duhalde como presidente provisional. El 31 de diciembre la Asamblea Legislativa aprueba la propuesta por gran mayoría, y Duhalde asume el cargo el día 2 de enero de 2002.

 

Néstor Kirchner argentinaEl 27 de abril de 2003 resultó elegido presidente Néstor Kirchner, quien asumió su mandato el 25 de mayo de 2003, hasta el 10 de diciembre de 2007. Será reemplazado por su esposa, Cristina Fernández de Kirchner, quien fue la candidata del oficialismo y se impuso en la primera vuelta con amplitud sobre la principal candidata de la oposición Elisa Carrió.

 

VIAJAR

 

Antes de realizar un viaje al extranjero, se recomienda registrar sus datos en el Registro de Viajeros informático de este Ministerio para facilitar la atención en eventuales situaciones de emergencia o necesidad.

 

SE RECOMIENDA VIAJAR CON PRECAUCIÓN. Se sugiere leer con atención el resto de estas recomendaciones de viaje.

 

Ante los repetidos episodios de asaltos y violencia callejera que se están produciendo en distintas ciudades, se ruega extremar las precauciones,  y mantenerse puntualmente informado de la evolución de los acontecimientos.

 

No existen estadísticas oficiales desde 2007. Los medios de comunicación reflejan un apreciable nivel de delincuencia. Los hechos delictivos más frecuentes son los hurtos o robos en horarios nocturnos, en ocasiones a mano armada. La inseguridad, aunque no se encuentra al nivel de otros países de la región, empieza a estar entre las principales preocupaciones de los argentinos. Hay que extremar la precaución al conducir tanto en núcleos urbanos como en carreteras interurbanas, dado que se han producido incidentes violentos de robo de automóviles.

 

Deben evitarse los arrabales del Gran Buenos Aires y las “villas miseria” de cualquier parte del país. Se recomienda extremar las precauciones en los barrios no céntricos de Buenos Aires y el centro y extrarradio de Mendoza, Rosario y Córdoba, en particular durante la noche. Teóricamente los barrios acomodados de Buenos Aires (Recoleta, Barrio Norte, Palermo, Belgrano, etc.) son zonas seguras, pero incluso en estas zonas es conveniente moverse con precaución y no llevar objetos de valor a la vista. En las restantes zonas turísticas del país (Cataratas de Iguazú, Patagonia argentina, zona de glaciares, Península de Valdés, Bariloche, Tierra de Fuego, etc.) las condiciones de seguridad son aceptables.

 

Conviene igualmente prestar atención especial a la inseguridad vial.

Prevención en seguridad y asistencia al turista:

o Comisaría del Turista: Av. Corrientes 436, (C1043AAR) Buenos Aires. Tel.: 4346-5748, 4328-2135 o 0800-999-5000, e-mail: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
o Defensoría del Turista: Av. Pedro de Mendoza 1835 (Museo de Bellas Artes de La Boca ("Don Benito Quinquela Martín") Buenos Aires (C1169AAC). Tel./fax: 4.302.7816. E-mail: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
 
Zona de riesgo (deben ser evitadas): Arrabales del Gran Buenos Aires, y en concreto, las llamadas "villas miseria".
Zona de riesgo medio (visitas con ciertas precauciones): Barrios no céntricos de Buenos Aires, incluyendo las zonas residenciales como San Isidro, Martínez y Olivos. Centro y extrarradio de la ciudad de Mendoza: en particular durante la noche, se  recomienda especial atención en las salidas nocturnas y evitar llevar consigo bienes u objetos de valor.
Zona sin problemas: teóricamente los barrios acomodados de Buenos Aires (Recoleta, Barrio Norte, Palermo, Belgrano, etc.) son zonas seguras, pero incluso en estas zonas es necesario moverse con precaución y no llevar joyas o relojes de valor.
 
En las restantes zonas turísticas del país (Cataratas de Iguazú, Patagonia argentina, zona de glaciares, Península de Valdés, Bariloche, Tierra de Fuego, etc.) las condiciones de seguridad son aceptables.

 

DOCUMENTACIÓN Y VISADO

 

Pasaporte / DNI: pasaporte vigente con al menos tres meses de validez.
Visados: NO. Sólo se necesita visado cuando permanezca por más de 90 días. Antes de viajar es necesario comprobar la fecha de caducidad del pasaporte. Las autoridades argentinas NO PERMITEN el ingreso al país a aquellos viajeros con el pasaporte vencido.

Las autoridades de control migratorio podrán exigir los siguientes requisitos para la entrada de turistas españoles en territorio argentino: billete aéreo de ida y vuelta, comprobante de medios económicos suficientes para cubrir los gastos de manutención durante la estancia en Argentina. El valor mínimo es de unos 50 dólares por día, que deberán ser comprobados mediante presentación de tarjeta de crédito y su última factura, para verificación del límite, efectivo o cheques de viaje y seguro médico que cubra hasta 20.000 dólares en transporte sanitario y atención sanitaria privada.

 

DATOS DE INTERÉS

 

No hay vacunas obligatorias. Se recomienda la vacuna contra la fiebre amarilla cuando se viaja a regiones del norte del país o a las cataratas del Iguazú. El riesgo de paludismo es muy bajo y se encuentra confinado a zonas rurales a lo largo de la frontera con Bolivia y Paraguay. Las condiciones sanitarias del país son desiguales, buenas o muy buenas en los grandes núcleos urbanos y en amplias regiones del país, pero muy degradadas en algunos lugares del interior.

Para más información, consulte la siguiente página web:

www.msc.es/ciudadanos/proteccionSalud/vacunaciones/home.htm

 

La legislación argentina distingue tres conceptos delictivos:
1º.- Tenencia de estupefacientes: se castiga con prisión de 1 a 6 años. Si se establece de forma inequívoca que son para uso personal, la pena prevista es de un mes a dos años.
2º.- Tráfico de estupefacientes (comercio): se castiga con prisión de 4 a 15 años. En el caso de tráfico ocasional, a título gratuito y siempre que se establezca de forma inequívoca que es para uso personal de quien los recibe, la pena es de 6 meses a 3 años.
3º.- Contrabando de estupefacientes (importación, exportación y ocultación al control aduanero): se castiga con penas de prisión de 4,5 años a 16 años. Si se establece de forma inequívoca que son  para uso personal, la pena prevista es  de 3 a 12 años. Además de estas penas privativas de libertad, existen unas multas de 225 pesos (60 euros) por tenencia de estupefacientes y de 225 a 18.750 pesos (60 a 5.000 euros) por tráfico de estupefacientes (Ley 23.737 del Código Aduanero y Ley 22.415 relativa al contrabando).
 
Se recomienda llevar fotocopia (como duplicado) de los documentos personales para casos de pérdida o robo, dejando los originales en la caja fuerte del hotel. Es conveniente mantener precauciones con el equipaje, y a ser posible, guardar separada la documentación y el dinero. Se aconseja usar los servicios de radiotaxi. En el caso de traslados hacia o desde el aeropuerto, se recomienda la contratación de un servicio de transporte (conocido localmente como "remise").
 
En zonas turísticas de las provincias de Neuquén, Chubut, Río Negro, Santa Cruz y Tierra del Fuego y sur de la provincia de Buenos Aires, existen caminos de "ripio" en los que es necesario extremar la precaución al conducir. Se desaconseja conducir por la noche fuera de los grandes núcleos urbanos. Las expediciones de alta montaña en Argentina presentan riesgos muy superiores a sus equivalentes en España, tanto por la altitud y condiciones del terreno, como por las comunicaciones. No es equivalente un entrenamiento de nivel medio efectuado en España con el exigido para incursionar en los Andes.
 
Es imprescindible realizar una planificación detallada y profesional de la actividad, y contar con instrumental de localización/comunicación de urgencia adaptados al tipo de práctica. Los montañeros deben dejar constancia de la ruta que vayan a seguir en la estación de gendarmería de la zona donde realicen su excursión. Se desaconseja a los practicantes de deportes de riesgo (andinismo, excursionismo de montaña, piragüismo, parapente, kayak, esquí, etc.) viajar sin haber contratado previamente un seguro específico y completo. Además, se recomienda la inscripción en el Consulado General correspondiente a su llegada a Argentina, al objeto de, en caso de un eventual accidente, poder localizar a sus familiares inmediatamente.
 
En amplias regiones desérticas del sur del país (Patagonia) es necesario tomar especiales precauciones al viajar para evitar quedar incomunicado o sin medios de transporte en lugares escasamente habitados.
 
Información turística: Secretaría de Turismo de la Nación (Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla. ), Centros de Información Turística: Av. Santa Fe, 883, (C1059 ABC) Buenos Aires, Tel.: 4312-2232 o 0800-555-0016; Aeropuerto Internacional de Ezeiza y Aeroparque Jorge Newbery.

Centros de Información Turística de la Ciudad de Buenos Aires (Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla. ) en Av. Pte. Quintana 596 (Recoleta), C/ Florida 100, Av. Carlos Pellegrini 217, Av. Alicia Moreau de Justo 200 (Dique 4 de Puerto Madero), Teatro de la Ribera (La Boca), Terminal de Ómnibus de Retiro (Local 83) y C/  Defensa 1250 (San Telmo).

Teléfonos de Información Turística  de las provincias de: Córdoba 0351/4348260/64, Salta 0800 222 3752, Catamarca 0810 777 4321, Jujuy 0800 555 9955, Tucumán 0381/4303644,    La Rioja 03822/ 426384 y Santiago del Estero 0385/ 4213253.

Portales turísticos provinciales demarcación de Rosario:

Santa Fe: www.santafeturismo.gov.ar; Corrientes: www.corrientes.com.ar; Misiones: www.turismo.misiones.gov.ar; Entre Ríos: www.turismoentrerios.com; Chaco: www.chacoturismo.com; Formosa: www.formosa.gob.ar/turismo

 

CONTACTOS

 

Embajada de la Republica Argentina en Madrid

C/ Serrano 90 - 6º y 7º. - 28001 Madrid

Tel.: 91 771.05.00.
Fax : 91 771.05.26
E-mail: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
URL externa: http://www.portalargentino.net/

 

Teléfono Bomberos para todas las ciudades de Argentina: 100 

Teléfono Policía para todas las ciudades de Argentina: 101
Teléfono Policía para Capital Federal y Gran Buenos Aires: 911
Teléfono Derecho de los niños y adolescentes: 102
Teléfono Defensa Civil para la ciudad de Buenos Aires: 103
Teléfono de Emergencia Ambiental para todas las ciudades de Argentina: 105
Teléfono Emergencias Naúticas para todas las ciudades de Argentina: 106
Teléfono Emergencias Médicas para todas las ciudades de Argentina: 107
Teléfono Centro Federal de Información: 131


Representación de España:

CONSULADO GENERAL EN BAHÍA BLANCA (29)
Cancillería: Luis Ma. Drago, 64.- 8000 Bahía Blanca
Teléfono/s: 4522 549 y 4523 347.
Teléfono de emergencia consular  (291) 4223 773
Fax/es: 54 (291) 4513 330
Dirección de correo: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
Página Web: http://www.exteriores.gob.es/consulados/bahiablanca
Residencia: Teléfono/s: 454 17 14
Dirección de correo: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

 

CONSULADO GENERAL EN BUENOS AIRES (11)
Cancillería: Guido, 1770.- C1016AAE - Buenos Aires
Teléfono/s: 4814 9100.
Teléfono de emergencia consular (11) 4814 9100
Fax/es: 4811 0079
Dirección de correo: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
Página Web: http://www.exteriores.gob.es/Consulados/BuenosAires

 

CONSULADO GENERAL EN CÓRDOBA (351)

Cancillería: Bulevar Chacabuco, 875.- C5000 Córdoba.
Teléfono: 4697490. Teléfono de emergencia consular (351) 155 497 100
Fax/es: 4691 602
Dirección de correo: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
Página Web: www.exteriores.gob.es/Consulados/Cordoba

 

Sección de Trabajo y Asuntos Sociales: Av. 24 de septiembre 946.
Teléfono/s: 4290 722.
Dirección de correo: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

 

Centro Cultural de España: Entre Ríos 40. 5000 Córdoba.
Fax/es: 54 (351) 433 2721
Dirección de correo: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
Página Web: http://www.ccec.org.ar

 

CONSULADO GENERAL EN MENDOZA (261)

Cancillería: Agustín Álvarez, 455.- C5500 Mendoza.
Teléfono/s: 425 3947/8483
Teléfono de emergencia consular (261) 16 222385
Fax/es: 4380 125
Dirección de correo: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
Página Web: http://www.exteriores.gob.es/consulados/mendoza/

 

Sección de Trabajo y de Asuntos Sociales: Joaquín V. González 768 - Mendoza
Teléfono/s: 420 11 18
Dirección de correo: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

 

CONSULADO GENERAL EN ROSARIO (341)

Cancillería: Santa Fe, 768, 2000 - Rosario (Provincia de Santa Fe).
Teléfono/s: 447 0100.
Teléfono de emergencia consular (341) 156 239 829
Fax/es: 447 02 00
Dirección de correo: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
Página web: www.exteriores.gob.es/Consulados/Rosario

 

Sección de Trabajo e Inmigración Rosario: Rioja, 1052 - 2000 Rosario.
Teléfono/s: 425 84 20.
Fax/es: 447 02 00
Dirección de correo: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

 

EMBAJADA EN BUENOS AIRES (11)

Cancillería: Avda. Figueroa Alcorta 3102 C1425CKX- Buenos Aires
Teléfono/s: 4809 4900
Fax/es: 4809 0719 4807 3701
Dirección de correo: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
Página Web: www.exteriores.gob.es/Embajadas/BUENOSAIRES/es/Paginas/inicio.aspx

 

Consejería de Turismo: Avda. Figueroa Alcorta, 3102, 3º Piso - C1425CKX- Buenos Aires.
Teléfono/s: 4809 4991
Fax/es: 4809 4994
Dirección de correo: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
Página Web: http://www.tourspain.es

 

DIVISAS

 

En las fronteras, tanto a la entrada como a la salida del país, debe declararse cualquier cantidad de divisas superior a 10.000 dólares USA o su equivalente. Está permitido cambiar en bancos y casas de cambio (con ligera ventaja de cambio en estas últimas). A 18 de julio de 2014, la relación oficial de cambio del peso con el dólar es de 1 dólar=8,15 pesos (aproximadamente). Debido a nuevas disposiciones de las autoridades argentinas se han introducido importantes restricciones al acceso de los operadores privados para la obtención de divisas, por lo que se recomienda viajar además con medios alternativos de pago,  como tarjetas de crédito o cheques de viaje.

 

Quienes somos | Derechos contratación | Política de privacidad | Contactar

 

Copyright © 2014 Grupo Araque. Todos los derechos reservados. (All rights reserved).
C.I.C.M.A 181 Autorizado y supervisado por la Direccion General de Turismo de la Comunidad de Madrid.
Viajes Araque S.A. CIF A-28828887 Registro Mercantil Tomo.9855 Folio.214.
C/ Joaquín Ibarra, 42-44 (28042 Madrid) y C/ San Bernardo, 77 (Madrid)