Guía de la República de Turquía

turquia-pamukkale 

HISTORIA

bandera de turquía

En el siglo VIII a. C. Los griegos fundaron la ciudad de Bizancio en el estratégico estrecho del Bósforo. Luego de la conquista de Bizancio en el año 96 d. C. Por parte de los romanos, el emperador Constantino dispuso su reconstrucción, le dio el nombre Constantinopla y fue la capital del Imperio Romano de Oriente. El imperio Bizantino tuvo que hacer frente a muchos enemigos, sobre todo las fuerzas árabes. El imperio nunca logró recuperarse y durante los tres siglos siguientes la caída final fue evitada únicamente gracias a las sólidas fortificaciones de Constantinopla y a las disputas ente los enemigos de Bizancio. En 1204 los enemigos lograron penetrar en la ciudad y Constantinopla fue saqueada de una manera salvaje. Durante este período, los bizantinos fundaron una capital rival en Nicea hasta que Constantinopla fue retomada. En esta época el imperio había perdido casi todos sus territorios y durante el siglo XIV ya no controlaba ni siquiera Asia Menor. En Anatolia, la parte asiática, las invasiones sucesivas que venían de Asia Central islamizaron casi toda la región y poco a poco se fue asentando el poder de los otomanos que comenzaron a expandirse en toda la región, construyendo el Imperio Otomano. En esta época los dominios del sultán Solimán el Magnífico abarcaban desde Argelia hasta el Cáucaso y desde Hungría hasta el extremo sur de la Península Arábiga.

 

La conquista más importante de los otomanos desde el punto de vista estratégico y simbólico fue la toma de Constantinopla. Los árabes le dieron el nombre de Estambul y la convirtieron en la capital del Imperio. Sin embargo, las ambiciones territoriales del imperio en el Mediterráneo y en Europa Central le llevaron a entrar en guerra con la mayoría de potencias europeas, principalmente con los Habsburgo. Los venecianos y más tarde los rusos, fueron sus enemigos constantes durante los siglos XVII y XVIII, pero a partir del siglo XVII el imperio quedó rezagado por el impresionante progreso tecnológico y la agresiva expansión comercial de Europa Occidental. La historia diplomática del siglo XX es bastante compleja y el Imperio Otomano fue víctima de varios poderes. Su desintegración y movimientos nacionalistas provocaron graves conflictos y rupturas que perduran hoy en día en todo el sur de Europa y en Medio oriente. Durante este período la historia de Turquía fue agitada y se caracterizó por una lucha constante entre las fuerzas absolutistas y reformistas. El país se vio involucrado en la Primera Guerra Mundial. Después de la guerra las posesiones otomanas pasaron bajo el control de Francia e Inglaterra con el apoyo de la Sociedad de Naciones. En Turquía la dinastís otomana fue derrocada en 1923 por el movimiento revolucionario de Mustafá Kemal conocido como Ataturk, el padre de los turcos, que estableció un sistema unipartidista del cual era el único líder. El período que siguió a la Segunda Guerra Mundial, vio surgir verdaderas reformas sociales y la modernización económica del país, incluyendo la abolición de las estructuras sociales islamistas y el desarrollo de la industria manufacturera.

 

Las primeras elecciones tuvieron lugar en 1950. Sin embargo, Turquía ha tenido dos períodos de dictadura militar. La ley marcial estuvo en vigor en algunas provincias hasta 1987. Turquía se unió a la OTAN, a la OCDE y al Conseho Europeo y es miembro asociado de la Unión Europea. La caída de la Unión Soviética fue para Turquía el momento propicio para ocupar un lugar preponderante en la política de los países de Asia Central. Turquía fue el primer país en reconocer la independencia de Azerbayan y darle apoyo diplomático contra Armenia, y estableció también activos lazos económicos y políticos con los países de Asia Central de la ex Unión Soviética con los cuales tiene fronteras. Turquía es un estado secular de economía mixta y constituye un buen modelo para estos países. Turquía intervino activamente en la Guerra del Golfo, provocada por la invasión iraki de Kuwait. Al decretarse el bloqueo contra Irak, Turquía cortó el flujo de petróleo irakí hacia el Mediterráneo a través de su territorio. Aunque no envió tropas al combate, Turquía autorizó la utilización de sus aeropuertos militares y de las bases norteamericanas como plataforma de los bombarderos masivos a Irak. Seis meses después de haberse terminado la guerra, las elecciones parlamentarias dieron triunfo al Partido de la Vía Justa de Solimán Demirel. La escasa mayoría lograda obligó a Demirel a buscar alianzas con el Partido Popular Socialdemócrata. En 1993 Demirel ocupó el cargo de Presidente.

 

El crecimiento del islamismo en Turquía se evidenció en 1995, de cara a las elecciones. Su principal representante, el partido de la Prosperidad, prometió durante la campaña electoral crear organizaciones islámicas para contrarrestar la influencia de la OTAN y de la Unión Europea. El DYP de la primera ministra Ciller y el centroderechista Partido d ela Madre Patria superaron sus divergencias para evitar que los islamistas accedieran al poder y formaron un inesperado gobierno de coalición, dirigido por Mesut Yilmaz. Pero la alianza se deshizo rápidamente a causa de las diferencias personales entre Yilmaz y Ciller. El DYP optó por gobernar con los islamistas. Durante los cuatro años siguientes, Turquía tuvo seis gobiernos diferentes. El año 1999 comenzó con la caída del último gobierno y un debate entre los generales que permitieron que las elecciones de abril fuesen adelantadas bajo la presión internacional. El partido Democrático de Izquierda volvió al poder. Las elecciones fueron muy populares por la captura del líder del Partido Kurdo de los Trabajadores, Abdullah Ocalan, que fue expulsado tras un largo exilio de Syria. El regreso fue la última etapa de un largo proceso de negociaciones entre Ankara y Damas que había servido de base política y económica al Partido Kurdo de los Trabajadores.

 

Tras el éxito obtenido en la lucha contra el Partido Kurdo de los Trabajadores, que declaró el cese al fuego, el Gobierno tuvo que enfrentar las consecuencias de un terrible terremoto en el noroeste del país. En el plano político, el mandato presidencial de Suleyman Demirel llegó a su término y fue reemplazado por un ex juez constitucional, Ahmet Necdet Sezer, en mayo del 2000.

 

VIAJAR

 

Antes de realizar un viaje al extranjero, se recomienda registrar sus datos en el Registro de Viajeros informático de este Ministerio, para facilitar la atención en eventuales situaciones de emergencia o necesidad.

 

SE RECOMIENDA VIAJAR CON EXTREMA PRECAUCIÓN Y ABSTENERSE DE HACERLO POR DETERMINADAS ZONAS.

Estambul: se recomienda mantener una actitud atenta y vigilante en las zonas de mayor presencia turística (entre  otras Taksim, Osmanbey, Haciosman, Yenikapi), en la red de transporte público y en el metro en particular. A lo largo del año 2015 se han producido protestas y manifestaciones por motivos de diversa naturaleza política, con enfrentamientos entre los manifestantes y la policía, principalmente en el distrito de Şişli y en las zonas de la Plaza Taksim y de la calle Istiklal. En consecuencia, se recomienda evitar todo tipo de manifestaciones o aglomeraciones así como mantenerse informado sobre la evolución de los acontecimientos a través de los medios de comunicación. Por otro lado, el día 10 de agosto se produjeron dos ataques terroristas en Estambul, el primero de ellos cuando dos desconocidos abrieron fuego contra el Consulado General de los Estados Unidos en Estambul, sito en el distrito de Sariyer y, el segundo, al producirse la explosión de un coche bomba en una comisaría de policía en el distrito de Sultanbeyli, que ha causado la muerte un policía y dos asaltantes y varios heridos.

 

Provincias fronterizas con Siria: Debido a la guerra en Siria, se desaconseja firmemente acercarse a menos de 10 kilómetros de la frontera con ese país, en particular a las provincias de Hakkari, Sirnak, Mardin, Sanliurfa, Gaziantep, Kilis y Hatay, en las que existe un altísimo riesgo de atentado terrorista y de secuestro. Asimismo, se recomienda encarecidamente evitar las localidades turcas cercanas a la frontera turco-siria, en particular Akçakale, Ceylanpinar, Suruç y Nusaybin. Además, en casi todas estas provincias (Hakkari, Sirnak, Sanliurfa, Gaziantep, Kilis, Siirt y Diyarbakir) se han declarado zonas especiales de seguridad, en las que la entrada está sujeta a una autorización de las autoridades turcas en un contexto en el que la situación de seguridad y las medidas de estas autoridades pueden variar día tras día en función de la evolución de los acontecimientos.  

 

Entradas a Turquía desde Siria: estas autoridades limitan las entradas desde Siria a casos puntuales y, en todo caso, están sujetas a un estricto proceso de autorización administrativa por parte de las autoridades turcas. Los ciudadanos españoles que entren a Turquía desde Siria deben asegurarse a su entrada de que se les ha sellado el pasaporte para poder salir posteriormente de Turquía. En caso de entrar en Turquía sin pasaporte español o con pasaporte español caducado es necesario ponerse en contacto con la Embajada de España en Ankara. Todos los cruces de las fronteras entre Turquía y Siria deben de hacerse por los puntos de control fronterizo oficiales. En caso de no cruzarse a través de un puesto fronterizo, además de ser sumamente peligroso, las autoridades turcas pueden imponer una multa e incluso la expulsión del país y/o la posterior prohibición de entrada.

 

Se desaconseja firmemente el cruce de la frontera entre Siria y Turquía. Provincias fronterizas con Irak (Hakkari, Van, Agri): Se desaconseja firmemente el cruce de la frontera entre Turquía e Irak. Al igual que en todas las provincias fronterizas o cercanas a la frontera con Siria, en estas tres provincias se han declarado zonas especiales de seguridad, en las que la entrada está sujeta a una autorización de las autoridades turcas en un contexto en el que la situación de seguridad y las medidas de estas autoridades pueden variar día tras día en función de la evolución de los acontecimientos. Otras provincias del Sudeste / Este de Turquía (Batman, Tunceli, Erzurum, Ardahan, Kars, Siirt y Diyarbakir): En estas provincias se están produciendo enfrentamientos entre militantes del PKK y Fuerzas Armadas y Gendarmería turcas. Además, en todas estas provincias se han declarado zonas especiales de seguridad, en las que la entrada esta sujeta a una autorización de las autoridades turcas en un contexto en el que la situación de seguridad y las medidas de estas autoridades pueden variar día tras día en función de la evolución de los acontecimientos. En la mayoría de los casos estos atentados han causado víctimas mortales. Por ello se desaconseja cualquier desplazamiento a estas zonas y, en caso de verse en la ineluctable obligación de hacerlo, se desaconseja el circular de noche y se recomienda estar atentos a las instrucciones que dictan las autoridades turcas en función de la evolución de los acontecimientos. Cabe insistir en que los riesgos son altísimos.

 

NOTA SOBRE LAS ZONAS DE SEGURIDAD: las zonas de seguridad se declaran por las autoridades turcas, en función de la situación de seguridad, para periodos de entre 15 días y 6 meses, por lo que se recomienda, en caso de desplazamiento a cualquiera de las provincias mencionadas anteriormente, ponerse en contacto con las autoridades locales para conocer el listado actualizado de las zonas de seguridad. Es necesario tramitar un visado para entrar en Turquía, que puede hacerse online. Consulte el apartado “Documentación y visados” de la presente Recomendación.

 

En ciertas zonas protegidas o en la proximidad de ubicaciones militares, policiales y puestos fronterizos está estrictamente prohibido tomar fotografías o filmar. Incluso en caso de que no se indique explícitamente, ante la duda, en este tipo de entorno o similares, el viajero debe abstenerse de tomar fotografías o vídeos. Esto es particularmente importante en las regiones fronterizas de Turquía, en particular en la frontera con Siria y en la de Irak. Se recomienda extremar la precaución en estos lugares. En todo caso, es absolutamente necesario seguir las indicaciones de las fuerzas de seguridad turcas.

 

No hay restricciones aduaneras en lo que respecta a efectos personales, ropa, medicinas, libros y revistas. Lógicamente está estrictamente prohibida la importación de narcóticos, y la importación de armas requiere un permiso especial (incluidas navajas grandes y cuchillos de monte). En cuanto a la importación de bienes de naturaleza no comercial de uso personal y familiar, se aplica una exención para los que tengan un importe inferior a 430 euros por pasajero mayor de quince años o de 150 euros por pasajero menor de quince años. Para los que superen esa cantidad pero tengan un valor inferior a los 1.500 euros se aplicará un impuesto a la importación del 18% del valor (para bienes procedentes de países de la UE) o del 20 % (para bienes procedentes de terceros países).

Puede traerse a Turquía joyería de uso personal y no comercial hecha de metales preciosos y gemas cuyo valor no exceda de 15.000 dólares norteamericanos. La joyería que exceda esta valoración podrá entrarse en Turquía siempre que se declare en el momento de la entrada o se pruebe que se compró en el mercado turco. Está prohibido exportar bienes de interés cultural y antigüedades de más de cien años. Las autoridades turcas vigilan de forma muy estricta la salida del país de objetos que puedan entrar dentro de esta categoría y en ocasiones aplican un criterio muy amplio, entrando dentro de esta categoría objetos y antigüedades aparentemente de escaso valor. Además de la confiscación de los objetos, las autoridades pueden detener provisionalmente a aquellos que intenten cometer un delito de exportación, obligarles a permanecer en el país hasta la comparecencia ante la justicia y obligarles a pagar fianzas muy elevadas. Las penas pueden oscilar entre 5 y 10 años de reclusión. Estas recomendaciones se aplican igualmente a los objetos que puedan  hallarse en el mar haciendo submarinismo o piedras y otros restos que se encuentren en yacimientos arqueológicos. En caso de duda, se recomienda consultar a las autoridades locales antes de iniciar el viaje de regreso.

 

En la compra de alfombras, es necesario solicitar la factura para presentar en la aduana, y para la exportación de alfombras antiguas es necesario presentar la factura y un certificado del Museo Etnográfico. En cuanto a los alimentos que tengan la condición de souvenir, se puede traer hasta cinco kilos de productos animales enlatados, comida animal enlatada y alimentos procesados como carne curada. Pueden traerse hasta tres kilos de frutas o verduras frescas o secadas siempre que se traigan para consumo, y hasta un kilo de otros productos vegetales. La importación de otros productos o de estos productos en cantidad superior tendrá la consideración de importación comercial.

 

En cuanto a la importación de medicamentos, pueden viajarse con una cantidad de medicamentos  para uso personal que sea razonable en relación al período de estancia en Turquía, para lo que necesitará declararse en la Oficina de Aduanas acompañado de documentación justificativa (receta médica, etc). No se considera legal que los pacientes que reciben tratamiento de metadona lo lleven consigo en sus viajes a Turquía, ya que la práctica del suministro de este fármaco en el tratamiento de los pacientes con dependencia de sustancias psicoactivas no está vigente en Turquía. Puede encontrarse información detallada sobre el régimen de aduanas turco (en inglés) y en particular para las limitaciones de importación de tabaco, alcohol, productos cosméticos y alimentos en la siguiente página web.


También son registrados en el pasaporte los vehículos (coches, motos, caravanas, etc.) que entran en Turquía por un período no superior a tres meses, ya que en este último caso es necesario un tríptico o carnet de passage. El viajero  debe asegurarse de que el sello de registro del vehículo se estampe en el pasaporte del titular del vehículo, y no en el de alguno de los acompañantes. En caso de viajar acompañado de animales de compañía al país debe tenerse en cuenta que sólo se permite la entrada de perros, gatos y pájaros y es necesaria la presentación de un informe veterinario sobre la salud del animal, certificado de origen y vacunación, tarjeta de identidad y pasaporte de animal de compañía si se dispone del mismo. En relación a esta cuestión, se recomienda en todo caso contactar con la Embajada de Turquía en Madrid o con el Consulado General de Turquía en Barcelona.

 

Turquía es un país de tránsito en materia de narcotráfico de todo tipo de estupefacientes (cocaína, heroína, cannabis etc.). Se desaconseja aceptar paquete alguno sin conocer su contenido o comprar productos de contenido dudoso. Las penas por tráfico y consumo de drogas están reguladas en los Artículos 188, 189, 191 y 192 del Código Penal:
Los que ejecuten actos de cultivo, elaboración o tráfico serán castigados con penas de 5 a 15 años de cárcel. Se impondrán penas superiores en grado a las señaladas en el punto anterior cuando concurra alguna de las siguientes circunstancias:
El culpable introdujera o sacare ilegalmente las referidas sustancias o productos del territorio nacional (penas de 10 a 15 años).
El culpable perteneciere a una organización o asociación, incluso de carácter transitorio, que tuviese como finalidad difundir tales sustancias o productos aún de modo ocasional.
Cuando las referidas sustancias sean cocaína, heroína, morfina o/y morfina base.
Los que faciliten equipos o materiales para la producción o fabricación de dichas sustancias serán castigados con penas de 4 a 15 años. Cuando el culpable obrase en el ejercicio de su cargo, profesión u oficio se considerará agravante (médicos, veterinarios, farmacéuticos, químicos ...)
Los que promuevan, favorezcan o faciliten el consumo ilegal de drogas tóxicas serán castigados con penas de 2 a 5 años de cárcel.
Los que adquieran, posean o cultiven drogas tóxicas para uso personal serán castigados con una pena de 1 a 2 años de cárcel que se podrá conmutar por la asistencia a un centro de rehabilitación (libertad condicional). Finalizado el periodo de desintoxicación, el rehabilitado estará un año en libertad condicional. La duración de la libertad condicional, en cualquier caso, no podrá ser superior a tres años.
Los que denuncien a quien les suministren la sustancia estupefaciente, quedarán exentos de pena. Los delitos relacionados con el tráfico de drogas son considerados de mucha importancia por las autoridades turcas. Dependen del Tribunal de la Seguridad del Estado, que igualmente trata asuntos de terrorismo.

Turquía presenta en general bajos índices de criminalidad. No obstante lo cual deben adoptarse las precauciones elementales de sentido común que el viajero aplica en su lugar de origen En las zonas más turísticas de Estambul se aconseja conducir con prudencia y prestar especial atención a las pertenencias que se lleven en todo momento. Las señales de carretera siguen la normativa internacional de señalización viaria. El código viario es equiparable al de los países europeos. Los vehículos con matrícula extranjera solo podrán permanecer en Turquía durante tres meses. En caso de que se tenga intención de sobrepasar dicho periodo, hay que contactar con las autoridades turcas para proceder al registro del vehículo. Las multas se pagan en el  momento. Existen numerosas estaciones de combustible. Es conveniente verificar el estado del vehículo que se alquila. Existen  centros de asistencia en carretera Türkiye Turing ve Otomobil Kurumu (teléfono: 212 2828140). En caso de accidente, no debe moverse el vehículo y hay que llamar a la Policía de Tráfico (número 154) que efectuará el parte de accidente. Conviene solicitar una copia del atestado. Para cumplir con el requisito de seguro, los vehículos con matrícula española que vayan a entrar en el territorio turco por un puesto fronterizo terrestre, pueden elegir entre las siguientes 2 opciones:
contratar un seguro (Carta Verde) antes de salir de España. La Carta Verde (también conocida como la Carta Internacional de los seguros de vehículos de motor) es un documento de seguro suscrito por todos los seguros de un país determinado que acredita que el vehículo está asegurado en países que figuran en el propio documento y que han firmado un acuerdo específico. Debe su nombre a ser impreso en papel verde o contratar un seguro de daños a terceros en la frontera que cubra la totalidad de la estancia en Turquía.

En caso de que se vayan a realizar desplazamientos por carretera por el interior del país se debe extremar la prudencia, estando desaconsejado conducir de noche. Las condiciones de las carreteras no son siempre buenas y la conducción es en algunos casos temeraria. El permiso de conducir español es suficiente para aquellos ciudadanos españoles que estén  en Turquía de turismo. Sin embargo, aquellos ciudadanos españoles que residan en Turquía, necesitarán además una traducción de dicho permiso, legalizada por notario o por la propia embajada.

De conformidad con lo dispuesto en la Ley de transporte por carretera, no se permitirá la entrada en territorio turco a vehículos de pasajeros (turismos, autobuses, minibuses, etc.) que tengan una antigüedad superior a 20 años. Quedan excluidos del ámbito de aplicación de esta ley los acuerdos suscritos por Turquía con terceros países sobre esta materia en concreto, así como los vehículos propiedad de turistas y vehículos con matrícula privada que entren en Turquía sólo para un día.

 

DOCUMENTACIÓN Y VISADO

 

Pasaporte/DNI: los ciudadanos españoles pueden entrar o salir de Turquía con pasaporte o DNI indistintamente salvo en los casos que se mencionan a continuación. En ambos casos es necesario tramitar un visado, preferentemente online.

Visado: es necesaria la obtención de un visado para poder entrar al país. Los ciudadanos españoles deberán estar en posesión de un pasaporte  o DNI con una validez mínima de 6 meses a partir de la fecha de entrada en Turquía. En caso contrario, no se permitirá la entrada en Turquía.

 

Pasaporte: en el caso de entrar con el pasaporte, tras el paso del control policial, conviene verificar que la policía haya estampado un sello, en donde figure la fecha de entrada y la leyenda GIRIS (entrada en turco). Se debe prestar especial atención a estos detalles, sobre todo si se realiza la entrada al país por alguna de las fronteras terrestres. Las autoridades turcas verificarán a la salida que el visado no haya caducado y que la estancia en el país no haya sido superior a 90 días. Pasaportes sin páginas libres: No se acepta la entrada de los extranjeros que no tengan al menos una página libre en sus pasaportes. Casos en los que solamente es posible acceder con pasaporte y no se permite la entrada en el país con DNI:

Si la estancia es superior a 3 meses.

Si se accede al país en un vehículo propio.

Si se llevan objetos de valor que declarar en la aduana ( conviene consultar el importe con la Embajada de Turquía en Madrid, cuyos datos de contacto se encontrarán al principio de estas mismas recomendaciones de viaje).

Si se realiza la entrada desde Irán, Irak y Siria. El acceso desde las fronteras del sudeste y este del país (Irán, Irak y Siria) sólo es válido con el pasaporte en vigor, junto con el correspondiente visado.

 

Los únicos puestos fronterizos por los que se puede entrar con DNI, como excepción a lo anterior (se recuerda que es necesario tramitar el correspondiente visado) son:
Terrestres: todas las fronteras con Grecia y Bulgaria (salvo lo expuesto en el párrafo anterior para entradas con vehículo propio).

Marítimos: por los puertos de Istanbul, Izmir, Çanakkale, Mugla, Antalya, Içel, Hatay y Aydin.

Aeroportuarios: aeropuertos de Istanbul, Ankara, Adana, Kayseri, Mugla, Izmir, Antalya y Van.

 

Para el caso de Siria, y para aquellas situaciones en las que se salga de ese país sin pasaporte en vigor, véase más arriba el apartado dedicado a notas importantes de estas recomendaciones de viaje. Se recomienda que los menores de edad que viajen a Turquía lo hagan con una autorización de viaje por el progenitor que no se desplace con el menor firmada ante notario o autoridad policial española y traducida al turco o inglés.

 

DNI: en el caso de entrar con DNI se facilitará un impreso a la entrada del país en donde constarán los datos del visado. El viajero tiene la obligación de llevarlo durante toda su estancia en Turquía y entregarlo al agente del puesto fronterizo al salir de Turquía. Las autoridades turcas verificarán a la salida que el visado no haya caducado y que la estancia en el país no haya sido superior a 90 días. Puede consultarse información adicional en la siguiente página web. En todo caso, por razones prácticas, es preferible que se utilice el pasaporte en lugar del DNI. Por otro lado, existen varios procedimientos para obtener un visado (tanto con pasaporte como con DNI):
Visados de turismo o comerciales (para estancias inferiores a tres meses): es necesario tramitar un visado online con carácter previo del desplazamiento a Turquía de los ciudadanos españoles. La tramitación del mismo deberá hacerse a través de la siguiente página web. Sin embargo, las autoridades fronterizas vienen manteniendo la posibilidad temporal de solicitar visado en frontera durante un determinado periodo de transición, cuya duración no se ha especificado todavía. Está previsto que los operadores turísticos puedan tramitar los visados para grupos. Por lo anteriormente dicho y hasta que las autoridades turcas no den una fecha de finalización para la obtención de visados en frontera, los viajeros podrán obtener su visado (de turismo o comercial) de tres maneras, siendo preferible el sistema online para evitar las colas:

 

ONLINE, antes de llegar a Turquía: A través de la siguiente página web. Para tramitar un visado online se deberá estar en posesión de un pasaporte o DNI con una validez mínima de 6 meses a partir de la fecha de entrada en Turquía (después de realizar el pago a través de dicha página web, se le enviará al viajero  por correo electrónico el enlace para descargar su e-Visa, donde constarán las fechas de entrada y de salida en Turquía teniendo el viajero la obligación de imprimirlo, llevarlo durante  la entrada y toda su estancia en Turquía y entregarlo al agente del puesto fronterizo al salir de Turquía). El período de validez de este visado solicitado online comenzará a partir de la fecha en que se entre en Turquía. Es fundamental tener en cuenta que el período de validez es diferente al del período de estancia. El período de estancia (período en el que se permanece en Turquía) no puede exceder la duración de la estancia mencionada en el visado electrónico (90 días para nacionales españoles). Asimismo debe saberse que el visado se asocia electrónicamente con el número de pasaporte utilizado en el momento de solicitud del visado. Por lo tanto, el viajero debe entrar en Turquía con el mismo pasaporte con el que se solicitó el visado. De lo contrario, el visado no será válido. En caso de haber extraviado el pasaporte con el que se solicitó el visado electrónico se deberá realizar una nueva solicitud con un nuevo pasaporte.

 

EN FRONTERA, al llegar a Turquía: Desde el 10 de abril de 2014, esta vía sólo persiste de manera provisional sin que las autoridades turcas hayan concretado cuándo desaparecerá. En todo caso, por el momento, los viajeros que estén en posesión de un pasaporte o DNI con una validez mínima de 6 meses a partir de la fecha de entrada en Turquía pueden obtener el visado en los aeropuertos de las principales ciudades del país. 

 

EN LAS EMBAJADAS O CONSULADOS DE TURQUÍA EN EL EXTERIOR: se deberá presentar el formulario de solicitud de visado, el pasaporte original, una fotografía tamaño carné, seguro médico de viaje y abonar una tasa de 60 euros. Se deberá solicitar el visado en la Embajada de Turquía en Madrid si el viajero es residente en Galicia, Asturias, Cantabria, Pais Vasco, La Rioja, Navarra, Castilla y León, Madrid, Castilla La Mancha, Extremadura, Andalucia y Canarias. En cambio, la solicitud deberá cursarse en el Consulado General de Turquía en Barcelona si se es residente en Andorra, Aragón, Cataluña, Comunidad Valenciana, Murcia y Baleares. Las tasas de los visados electrónicos obtenidos a través de la página web mencionada serán más reducidas que las tasas de visados obtenidos a su llegada a los aeropuertos turcos o en las Embajadas o Consulados de Turquía en el exterior. La información relativa a las tasas de visado se pueden encontrar en la página web del Ministerio de Asuntos Exteriores turco.

 

VISADOS PARA ESTANCIAS SUPERIORES A TRES MESES O ACTIVIDADES ESPECÍFICAS (no es posible tramitarlos online): para estancias superiores a tres meses o actividades específicas (investigación académica, trabajo remunerado, estudios, etc.) es necesario tramitar un visado de residencia ante la Embajada de Turquía en Madrid o en el Consulado General de Turquía en Barcelona. Para la obtención del visado de trabajo es necesaria además una carta del empleador turco y la remisión de una serie de documentos por parte del empleador al Ministerio de Trabajo y Seguridad Social turco en el plazo de diez días desde la fecha de solicitud de visado. Dicho Ministerio resolverá en el plazo máximo de 30 días. Puede consultarse esta información en la web del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social turco. Este visado permite la obtención del posterior visado de residencia, trabajo o estudios que deberá tramitarse ante las autoridades turcas en el plazo de un mes desde la entrada en el país. Una vez en Turquía es necesario registrarse en el Departamento de Extranjería de la Dirección General de Extranjería más cercana al lugar de residencia en el país, con independencia de la validez del visado.

Los visados de turismo no son válidos para tramitar un permiso de residencia o trabajo. Trabajar o residir de manera permanente en Turquía sin el correspondiente permiso es ilegal y puede dar lugar a la expulsión del país, así como al pago de una multa y a la posterior prohibición de entrada. Se recomienda, por lo tanto, no desplazarse a trabajar, residir o estudiar en Turquía sin el correspondiente visado expedido por la Embajada en Madrid o el Consulado en Barcelona. Se recomienda en particular que los estudiantes Erasmus se informen sobre la necesidad de obtener un visado y sobre los trámites de registro ante las autoridades turcas una vez que se encuentren en Turquía. Los ciudadanos extranjeros que deseen filmar un documental o llevar a cabo tareas de investigación arqueológica deben obtener un permiso especial con antes de desplazarse a Turquía.
Puede encontrarse información adicional sobre el régimen de visados en la siguiente web del Ministerio turco de Asuntos Exteriores (en inglés).

 

PASAJEROS EN TRÁNSITO. Pasajeros de cruceros: los pasajeros de cruceros que no tengan el embarque inicial o desembarque final en Turquía no necesitan tramitar visado siempre y cuando entren al país para realizar una excursión de un día, permanezcan en el puerto de desembarque y vuelvan a dormir al barco ese mismo día. Pasajeros en tránsito aeroportuario: Los pasajeros que realicen tránsitos aeroportuarios no necesitan tramitar visado siempre y cuando no salgan de la terminal de tránsito. En caso de necesitar información adicional, se puede consultar la página web de la Embajada de Turquía en Madrid.

 

DATOS DE INTERÉS

 

Se aconseja una vacuna de recuerdo trivalente contra la difteria, el tétanos y la poliomielitis. Otras vacunas recomendables (según las condiciones de higiene y la duración de la estancia): fiebre tifoidea, hepatitis viral A y B. Para más información, se puede consultar la siguiente página web.

Las condiciones sanitarias son en general aceptables y el país cuenta con una buena red de clínicas privadas en las zonas turísticas y urbanizadas.
Es conveniente contratar antes del desplazamiento un seguro médico que cubra los gastos médicos y la repatriación médica. En el caso de llevar a cabo actividades de riesgo (submarinismo, viajes en globo, parapente, escalada, actividades relacionadas con el mundo del motor, actividades náuticas de cualquier clase, etc) es conveniente informarse sobre si el clausulado de la póliza suscrita en España cubre tales actividades o bien es necesario contratar un seguro adicional para tales actividades. En caso de viajar sin seguro, o con uno que no cubra tales actividades, los gastos de hospitalización, tratamiento médico y eventual evacuación a España han de ser asumidos por el paciente y pueden llegar a ser muy elevados.

 

En Turquía no se practican incineraciones, por lo tanto, es conveniente que el seguro médico cubra, en caso de fallecimiento del asegurado, o bien la repatriación o bien la inhumación de los restos mortales. Las enfermedades más comunes en Turquía son las transmitidas por los alimentos y el agua: fiebres tifoideas y paratíficas, hepatitis vírica, siendo en verano cuando se registra un notorio incremento en los trastornos gastrointestinales. En el consumo de alimentos deben observarse ciertas precauciones, especialmente en verano. Es conveniente hervir las verduras o lavarlas con una gota de lejía de uso alimentario si se consumen crudas.  Se recomienda igualmente tener prudencia con el consumo de pescado en zonas no costeras durante los meses de verano. En caso de viajar a Turquía, se recomienda utilizar exclusivamente agua mineral embotellada para beber. Evítese, igualmente, el consumo de cubitos de hielo si no se tiene la certeza de que han sido preparados con agua mineral embotellada.

 

En el pasado, se han dado casos de gripe aviar por lo que estas autoridades recomiendan consultar, antes de viajar, la página web del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad y la de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Se recomienda mantenerse alejado de los mercados de aves, reservas naturales con aves y granjas, así como tener especial cuidado con la ingesta de huevos y carne de ave y porcina, en particular cruda.

 

Se han producido casos de muerte a causa de la fiebre hemorrágica de Crimea-Congo, en especial en la zona de Anatolia Central y la costa del Mar Negro. Los alrededores de Estambul y de Ankara así como Antalya también se encuentran en zona de riesgo. El virus se transmite por las picaduras de las garrapatas Hyalomma marginatum, mediante el contacto con sangre o tejidos de ganado infectado, por medio de la saliva o sangre entre humanos. Se trata de una enfermedad endémica en zonas de África, Asia y Europa. Las autoridades sanitarias turcas afirman que el reciente aumento de las temperaturas en el país ha favorecido el incremento de garrapatas y, en consecuencia, el número de infecciones. Se recomienda las precauciones habituales, como las mosquiteras o los productos repelentes sobre la piel o la ropa, evitar zonas donde las garrapatas sean más activas, y buscarlas con cierta asiduidad en la piel o  la ropa.

 

CONTACTOS

 

Embajada de Turquía en Madrid

C/ Rafael Calvo, 18 - 2º A/B

28010 Madrid

Tel.: 91 310 39 04

Fax: 91 308 66 02

Correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Página web

 

Consulado General de España en Estambul

Karanfil Araligi Sok. N.º 16. 1 Levent. 34330 Besiktas. Istanbul.
Teléfonos: 270 74 10, 270 74 14 y 270 24 65
Teléfono de emergencia consular si se marca desde Turquía: 0532 547 4943
Teléfono de emergencia consular si marca desde fuera de Turquía: 0090 532 547 49 43
Fax: 270 74 84
Dirección de correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
Página web

Policía: 155
Urgencias: 112
Bomberos: 110
Iberia: 0212 469 80 20


Turkish Airlines: 0312 428 02 00
Hospitales y Clínicas:
Hospital internacional de Estambul: 0212 663 30 00
Hospital alemán en Estambul: 0212 293 21 50
Hospital americano en Estambul: 0212 311 20 00
Güven Hospita Ankaria: 0312 457 25 25
Medicana International Hospital Ankara: 0312 292 92 92
TOBB ETÜ Hastanesi Ankara: 0312 292 99 00

 

DIVISAS

 

No existe límite a la entrada de divisas en Turquía, pero solo se pueden sacar del país  el equivalente en liras turcas a 5.000 dólares estadounidenses. Las divisas de uso más frecuente son el dólar estadounidense y el euro. Hay muchas oficinas de cambio en Estambul, Ankara y en las principales zonas turísticas del país. El cambio de billetes se puede efectuar en aeropuertos, bancos comerciales, hoteles y en las oficinas de cambio Döviz Satis Bürosu. La red de cajeros automáticos funciona adecuadamente y se pueden utilizar sin problemas tarjetas de crédito y débito españolas para retirar liras turcas.

 

Quienes somos | Derechos contratación | Política de privacidad | Contactar

 

Copyright © 2014 Grupo Araque. Todos los derechos reservados. (All rights reserved).
C.I.C.M.A 181 Autorizado y supervisado por la Direccion General de Turismo de la Comunidad de Madrid.
Viajes Araque S.A. CIF A-28828887 Registro Mercantil Tomo.9855 Folio.214.
C/ Joaquín Ibarra, 42-44 (28042 Madrid) y C/ San Bernardo, 77 (Madrid)