Guía de la República de Italia

italia

 

HISTORIA

bandera de italia

Los antiguos habitantes de la península itálica fueron los terramanara al norte y los vilavonia en el centro posteriormente los celtas, los íberos, los pelasgos y los etruscos. Los galos en el siglo V ya habían formado colonias en las costas de la península y de sus islas. Y de los griegos, con sus colonias que se extendían desde el golfo de Nápoles hasta los de Tarento y Palermo. La ciudad de Alba Longa, fundada por Ascanio, hijo de Eneas, en el Siglo X AC, fue metrópoli del Lacio hasta el año 666 AC, en que cayó vencida y destruida por Roma.

 

Roma, cuya fundación atribuye la tradición a Rómulo y Remo en el año 753 AC, fue desde el primer momento rival de Alba. Con Tarquino el Soberbio (534-509 AC) acabó la primera monarquía romana. Durante la república, Roma, aunque minada por luchas intestinas, venció a numerosos enemigos. Resistió las invasiones galas (364 AC); A finales del siglo III a. C. controlaban toda la península incluyendo Sicilia. Desde allí comenzó la invasión de los países vecinos cayendo Macedonia, Grecia, la Galia, Cisalpina, Istria, Dalmacia, Cerdeña-Córcega, Hispania Citerior y Ulterior, Africa y Asia. guerreó con Cartago hasta vencerla y destruirla (269-146 AC) y estableció su preponderancia sobre el Asia Menor y Egipto.

 

italia2Una vez acabada la expansión, aunque las guerras se sucederían durante todo el Imperio Romano, el dominio de lo militar empezó a verse mermado por la lucha por conseguir derechos civiles y una economía más estable a través de una reforma agraria que acabaría con los grandes latifundios. La plebe y los caballeros, que procedían de familias de mercaderes y arrendadores, se unían para hacer frente a la aristocracia. Así, en el año 104 a. C. se conseguía una reforma del ejército en la que los milicianos civiles también podían acceder a una parte de los botines de guerra, aumentando así el poder de las clases más bajas. Posteriormente todos los habitantes de la península fueron considerados ciudadanos romanos y, más tarde, los moradores de la mayoría de los territorios anexionados al Imperio serían, también, considerados ciudadanos romanos, de hecho, varios emperadores procedieron de las colonias como es el caso del ibero Trajano. Los años siguientes son una secuencia de luchas entre aristócratas y plebeyos por mantener el poder hasta el 59 a. C., año en el que emerge definitivamente una nueva figura que controlaría la política romana de manera indiscutible, César.

 

Tras el asesinato de éste por Bruto, en el 44 a. C. un nuevo período de incertidumbre vuelve a abrirse con las luchas entre los partidarios de la república y los del imperio, triunfando finalmente, el imperio bajo las órdenes de Octavio, conocido como Augusto y famoso también por haber acabado con Cleopatra y Marco Antonio. Augusto dio prioridad al senado frente a otras magistraturas a la vez que potenciaba las características latinas-romanas. La República Romana no dejó de extender cada vez más sus dominios, hasta llegar a ser el pueblo más poderoso del mundo. A los esplendores del siglo de Augusto siguió la decadencia iniciada por la concentración excesiva de poder personal en los emperadores, debida al debilitamiento del Senado, y a la creciente intervención de núcleos de poder armado en la misma ciudad que acabaron por imponer emperadores ineptos y crueles de la mayoría de los casos, como Tiberio, el perverso Calígula, el tartamudo Claudio o el loco Nerón y con ellos y sus descendientes, comienza la degeneración del Imperio y se prepara su caída. Poco a poco el cristianismo va afianzándose, sobre todo en el siglo III, cuando empieza a ser tenido en cuenta. Es el momento de las grandes persecuciones. La situación política va de mal en peor, las invasiones de los bárbaros obligan a dividir el imperio nombrándose dos emperadores, uno para controlar la zona occidental y otro la oriental, a su vez, se nombran dos ayudantes de los emperadores con dignidad de césares. La situación era caótica. Fue Constantino quien conseguiría reunificar de nuevo el Imperio, gracias en buena parte, a su decisión de legalizar el cristianismo en el 313 d. C. a través del célebre "Edicto de Milán".

 

Con la muerte de este emperador la situación tanto exterior como interior, ya muy deterioradas, se producen nuevas divisiones de poder ,sin embargo, fue tan consistente y moralmente fuerte el Imperio Romano, y la eficiencia de sus generales continuó siendo tan alta, que el colapso final sólo vino a producirse cuando millones de guerreros bárbaros atacaron simultáneamente la totalidad de sus fronteras en Europa, Asia y África. Aún así, cuando se produjo el avance irresistible de las hordas de los hunos de Atila, los germanos pidieron socorro a la ya agonizante Roma Imperial, y fue el general romano Aecio, con sus legiones, el único que logró derrotar a las hordas de mogoles en la batalla de los Campos Cataláunicos, obligando a Atila a replegarse hacia Panonia (actual Hungría). A la muerte de Teodosio (395) se dividió en los dos imperios, de Oriente y de Occidente, y finalmente cayó ante el empuje de los bárbaros en el siglo V.

 

De 493 a 843, Italia fue dominada sucesivamente por los ostrogodos, los lombardos y los francos. Liberada de estos últimos por el tratado de Verdún y presa de la anarquía, se vio invadida por sarracenos, alemanes, húngaros y normandos. Tras la Guerra de las Investiduras, y la larga lucha entre güelfos y gibelinos que desató la ambición del papado opuesta a la del imperio germánico, fue de nuevo víctima de las rivalidades locales. A fines de la Edad Media, había en la península seis Estados principales: el ducado de Saboya, el de Milán, las repúblicas de Florencia y Venecia, los Estados Pontificios y el reino de Nápoles, que después de haber estado dividido entre los franceses y el príncipe de Aragón pertenecía a la sazón al rey de España. En los siglos XV y XVI se disputaron el territorio italiano los españoles, los franceses y los alemanes; pero fueron los españoles los que quedaron dueños del campo durante dos siglos.

 

Por el tratado de Utrecht (1713), el reino de Nápoles, el Milanesado y la Cerdeña pasaron a poder de Austria, y el duque de Saboya adquirió, con el título de rey, la Sicilia, que cambió por la Cerdeña siete años más tarde. El tratado de Viena (1738) hizo pasar la Toscana de la extinguida familia de los Médicis, a la casa de Lorena Habsburgo; y el mismo tratado y el de Aquisgrán (1748) aseguraron el reino de Nápoles y Sicilia y los ducados de Parma y Plasencia a dos ramas de los Borbones de España. Durante las guerras de la Revolución francesa, Bonaparte expulsó a Austria de la alta Italia (1796), fundó la República Cisalpina y cedió a Austria el Véneto (1797). En 1800, después de la batalla de Marengo, el Piamonte fue incorporado a Francia y la República Cisalpina cambió su nombre por el de República Itálica, que más tarde, en 1806, se convirtió en Reino de Italia, bajo el cetro de Napoleón 1. El período napoleónico permite la creación de nuevas repúblicas y la desaparición de otras como Venecia, así como los Estados Pontificios. El resurgimiento de las monarquías absolutas, durante el Antiguo Régimen, consigue que aparezcan los primeros movimientos independentistas que actuaban en secreto. El Risorgimiento, con una sólida base intelectual y buenos estrategas como Garibaldi y Víctor Manuel, dieron como fruto las revoluciones nacionalistas de 1848 que aunque no consiguieron su objetivo, la independencia, sentaron las bases y consiguieron los apoyos internacionales necesarios para que a partir de 1859, durante la Segunda Guerra de Independencia, se liberarán Sicilia, Nápoles y algunas regiones aledañas al Piamonte, que a través de un plebiscito decidieron unirse creando el Nuevo Reino de Italia, completado con la anexión de Roma en 1870.Después de la caída de Napoleón, comenzó a despertarse en Italia el espíritu revolucionario y siguió una era de agitaciones y tentativas de insurrección nacional fomentadas por los reyes de Cerdaña, Victor Manuel I y Carlos Huberto.

italia3

 

Con la expulsión de Austria se inició ya entonces la formación del nuevo Reino de Italia, cuya unidad, preparada por Cavour y casi realizada con la conquista del reino de Nápoles (1860) por Garibaldi y con la cesión del Véneto hecha por Prusia en 1866, fue terminada definitivamente en 1870 por Victor Manuel II, cuyos ejércitos se apoderaron de Roma, que desde entonces volvió a ser la capital de Italia. Desde la realización de la unidad italiana, este país no ha cesado de desarrollar sus recursos económicos y militares hasta alcanzar la categoría de su gran potencia.

 

Comenzó su expansión en Eritrea (1880), siguió en Somalia (1891) y se detuvo en Abisinia con la derrota de Adua (1896). En el siglo XX, luego de guerrear con Turquía (1911-1912), se adueñó de Tripolitania y Cirenaica (Libia) y de las islas del mar Egeo. En 1914 estalla la Guerra Mundial. Italia entra en la contienda en mayo de 1915, en contra de Austria y Alemania. Al acabar la guerra, Italia, que había visto invadido su territorio, no sólo lo recobró, sino que vio ensanchadas sus fronteras.

 

Siguió un período verdaderamente crítico que facilitó la subida al poder (1922) de un ex-socialista, fundador del partido fascista: Benito Mussolini, que, erigido en dictador, supo reavivar el espíritu nacional contándose además, como uno de sus mayores éxitos, el Tratado de Letrán de 1929, por el que ponía fin a la tirantez de relaciones entre la Iglesia Católica y el Estado italiano. En 1936, conquistada Abisinia, la Sociedad de Naciones decretó una serie de sanciones contra Italia. Esta se alió con Alemania (Eje Roma-Berlín). Cuando en el curso de la Segunda Guerra Mundial. Francia fue derrotada por Alemania, Italia se unió a Esta en la contienda A consecuencia de ello perdió su Imperio africano y vio su propio territorio invadido por las tropas enemigas. Ante la gravedad de las circunstancias Mussolini fue obligado a dimitir. Pasó la guerra, Mussolini fue asesinado (1945). El rey Víctor Manuel tuvo que abdicar en su hijo Humberto II (1946), pero al celebrarse elecciones un mes después el pueblo se inclinó por la república, con lo que se dio fin al régimen monárquico.

 

Bajo el gobierno de Gasperi. Italia pasó a ser europea de pleno derecho con su entrada en la CEE y la Alianza Atlántica. Los distintos gobiernos que ha tenido hasta ahora han pasado por momentos peores, como por ejemplo durante el secuestro de Aldo Moro en 1978, o mejores, como durante el gobierno de Sandro Pertini. Escándalos, relaciones de los gobernantes con los dirigentes de la mafia, jueces asesinados, etc., contribuyen a la inestabilidad política actual de Italia. Sin embargo, el sentido democrático firmemente asentado en este pueblo, va encontrando salidas a todos los problemas consiguiendo que continúe con paso firme en su camino hacía la convergencia europea. La constitución de 1948 estableció un parlamento bicameral, el cual consistió de una Camara de Diputados y un Senado un poder judicial y un poder ejecutivo compuesto por el un concejo de ministros presidido por el Primer Ministro. El Presidente de la república es elegido por 7 años por el parlamento junto a un pequeño número de delegados regionales. El presidente nombra al primer ministro, quien propone a los demás ministros (nombrados formalmente por el presidente).

italia4

 

Las cámaras del parlamento son elegidas popular y directamente por un sistema representativo mixto, mayoritario y proporcional. Bajo la legislación de 1993. Italia tiene distritos de un solo representante para el 75% de los asientos en el parlamento. El 25% restante de los asientos son repartidos proporcionalmente. La cámara de diputados posee un total de 630 miembros. Además de 315 miembros electos, el senado incluye ex-presidentes y varias otras personas vitalicias conforme a acuerdos constitucionales. Ambas cámaras son electas por un máximo de 5 años. Las cartas legislativas pueden ser originadas en cualquiera de las cámaras y deben ser aprobadas por mayoría.

 

El actual Primer Ministro italiano es Silvio Berlusconi, tras las elecciones de mayo de 2001. El sistema judicial italiano se basa en elderecho romano, modificado por el codigo napoleonico y estatutos subsecuentes. Una corte constitucional, la Corte Constituzionale, la cual autoriza las leyes constitucionales, es una inovación introducida tras la Segunda Guerra Mundial.

 

CLIMA


Las temperaturas son muy parecidas a las españolas. Cuanto más al norte, más frío, siendo especialmente bajas las temperaturas en los Alpes.

 

COSTUMBRES

 

Los italianos son, por norma general, personas muy agradables y comunicativas. La ubicación de los Estados Pontificios en su territorio, les confiere un profundo sentimiento religioso. Cuanto más al norte más fuerte es la influencia de Europa. Los del norte son más trabajadores que los del sur, de hecho la mayor parte de las industrias importantes se encuentran en esta zona. Como en la mayoría de los países mediterráneos, existe un gran respeto por la familia.

 

ARQUITECTURA

 

En Roma destacamos el Palacio Venezia que es un edificio almenado, provisto de una torre angular. Este gran palacio del Renacimiento romano lo hizo edificar el Papa Paulo II. El Palacio cuenta con un museo provisto de una muestra de artes aplicadas entre las que destacan una abundante y buena colección de esculturas, así como los preciosos bronces, utensilios de oro y plata, tapices, brocados y diversas muestras de los oficios y artes de la época medieval y renacentista, en la fachada destaca el ángel decorado con esmaltes. La sala del Mappamondo sirvió como despacho a Mussolini.

 

MUSEOS

 

ROMA:

  • Galería de Arte Moderno  - Viale delle Belle Arti, 131 - 00196 Roma
  • Museo de Arte Contemporáneo - Via Reggio Emilia 54 - 00198 Roma
  • Museo Capitolino - Piazza Campidoglio, 55 - 00186 Roma
  • Museo Nacional Romano - Largo di Villa Peretti, 1 - Roma
  • Museos Vaticanos - Palacio Barberini - Via Prenestina, 685 - 00155 Roma
  • Palacio del Quirinale

 

MILAN:

  • Museo Poldi Pezzoli - Via Manzoni 12 - 20121 Milano
  • Museo Bagatti Valsecchi - Museo del Duomo - Viale Gorizia, 5
  • Fundación Museo Luciano Minguzzi - Via Palermo, 11 - 20121 Milano
  • Fundación Arnaldo Pomodoro - Via Andrea Solari, 35 - 20144 Milano

 

FLORENCIA:

  • Museo Stibbert - Via di Montughi, 4 - 50139 Firenze
  • Museo Nacional Alinari de la Fotografía -  Piazza Santa Maria Novella 14a rosso - Firenze
  • Museo Galileo - Piazza dei Giudici, 1 - 50122 Firenze
  • Museo Marino Marini - Piazza San Pancrazio - 50123 Firenze
  • Museo Prehistórico - Via Sant' Egidio, 21 - Firenze

 

VENECIA:

  • Museo Guggenheim - Alexia Boro - Peggy Guggenheim Collection - 701 Dorsoduro - Venice 30123, Italy
  • Museo del Settecento Veneziano - Galería de la Academia de Venecia - Piazza San Marco, 63 - 30124 Venezia
  • Museo de Arte Vetraria
  • Museo Histórico Naval
  • Museo de San Marco - San Marco, 328 - 30124 Venezia

 

NAPOLES:

  • Museo Capella Sansevero - Via Francesco De Sanctis, 19-21 - 80134 Napoli
  • Museo Nacional de San Martino - Largo San Martino, 5 - 80129 Napoli
  • Museo Nacional de Cerámica Duca di Martina - Via Aniello Falcone 171 - 80127 Napoli
  • Museo del Mar - Via di Pozzuoli, 5 - 80124 Napoli

 

ITINERARIOS


 

Para conocer bien la ciudad de Roma se necesita por lo menos una semana. En el centro está la Plaza Venezia donde se encuentra el Palacio Venezia. Cuenta con un museo provisto de una muestra de artes aplicadas entre las que destacan una abundante y buena colección de esculturas, así como los preciosos bronces, utensilios de oro y plata, tapices, brocados y diversas muestras de los oficios y artes de la época medieval y renacentista, en la fachada destaca el ángel decorado con esmaltes. La sala del Mappamondo sirvió como despacho a Mussolini.

italia5

 

La Plaza de San Marcos donde se levante la Basílica de San Marcos. Después de visitar la Basílica se puede acceder al monumento dedicado al rey Victorio II, Vittoriano; es de mármol blanco. En su interior se puede admirar el Altar a la Patria, la Tumba del Soldado Desconocido. Desde allí se accede a una de las siete colinas de Roma, Campidoglio, sede del Gobierno y santuario de la antigua Roma. El Museo Capitolino con una excelente muestra de escultura clásica y gran pinacoteca, está formado por dos palacios: el Palacio del Conservatorio y el Palacio Nuevo. La fachada de este palacio fue un proyecto de Miguel Angel.

 

El palacio Senatorio es el ayuntamiento de Roma. La Basílica Santa María in Aracoeli. A través de la Via de los Foros Imperiales, se accede a los restos de construcciones que se edificaron alrededor del Foro romano. Destaca el Coliseo, el Arco de Constantino, el Templo de Venus y Roma, el Domus Aurea, el Foro de Augusto, el Foro de Trajano del que hoy en día sólo se conserva la Columna de Trajano. En estos Foros Imperiales se encuentran dos iglesias: Santa María de Loreto y Santísimo Nombre de María. El Foro Romano. A través de la Sacra Via se llega al Templo de Saturno, allí se guardaba el tesoro del Estado. Se distingue la Basílica Julia en la que se celebraban grandes procesos judiciales. El Templo de los Dioscuros, la Iglesia de Santa María la Antigua. En la Fuente de Juntura hay un altar de la época Imperial adornada con relieves y el oratorio de Juntura. El Templo de César, la Casa de las Vestales, la Casa Regia, el Cementerio Antiguo, el Templo de Rómulo, la Basílica de Constantino, el Arco de Tito.

 

La Fontana di Trevi, la Plaza de España, la Basílica de los Santos Apóstoles. El Palacio Braschi con el vagón de tren del para Pío XI y el Museo de Roma. El Palacio de la Cancelleria, el Palacio Farnese, la Plaza Navona. Santa María Sopra Minerva es la única iglesia gótica de Roma. El Palacio Barberini. Santa María del Popolo destaca por albergar en su interior la capilla Chigi de forma hexagonal realizada por Rafael. Villa Borghese es el segundo parque más grande de Roma. El Museo Etrusco de Villa Julia. La Plaza del Quirinale con el Palacio del mismo nombre es, hoy día, la residencia del presidente del gobierno italiano. La Iglesia Santa Constanza fue construida como mausoleo para las hijas del emperador Constantino. Las Termas de Diocleciano, Santa María de los Angeles creada por Miguel Angel. Santa María la Mayor es uno de los lugares más importantes de peregrinación de la ciudad. Antes de adentrarse en la Ciudad del Vaticano, conviene visitar el Castillo de San Angel, obra del emperador Adriano, que en sus inicios estaba destinado a ser su mausoleo. Este castillo fue finalizado por Antonio Pío, un año después de la muerte de Adriano. En la Tumba Imperial se guardan las urnas con las cenizas de los emperadores. El castillo continuó como mausoleo hasta la muerte de Caracalla, cuando pasó a ser una fortaleza conocida como la Ciudadela de Roma.

 

Durante el Renacimiento se utilizó como prisión y más tarde como residencia papal. En la actualidad acoge el Museo Nacional. Desde la Plaza de San Pedro se accede a San Pedro del Vaticano, el corazón del cristianismo. Después de mucho s años de reconstruir y agrandar la iglesia, fueron los arquitectos Rafael y Peruzzi quienes dirigieron la construcción de la Basílica más hermosa de todo el mundo. Con forma de cruz griega quedando después en forma de cruz latina y rematada por Miguel Angel con la maravillosa cúpula. En la capilla se encuentra la obra de arte más importante de San Pedro, la Pietá de Miguel Angel. No se puede dejar de visitar la Tumba de San Pedro. Los museos y galerías del Vaticano guardan una de las colecciones de arte más importantes del mundo. De los tesoros más preciados destacan el Museo Gregoriano Egipcio, el Museo Pío-Clementino, el Museo Gregoriano Etrusco. Las estancias de Rafael están consideradas como una de las obras maestras de todos los tiempos. La Galería de Rafael con la bóveda decorada con escenas del Antiguo y del Nuevo Testamento.

 

Se distingue la Capilla de Fray Angélico y el Apartamento Borgia. Como pieza esencial y auténtica joya destaca la Capilla Sixtina. En ella se celebran los cónclaves para la elección de los papas, siendo además la Capilla privada y oficial de los pontífices. Es imposible pensar en Asís sin San Francisco, y en San Francisco sin Asís. Simplicidad es la palabra exacta para describir a Asís. Toda su belleza está encerrada en pequeños detalles que, juntos, crean una atmósfera muy espiritual. Asís te proporcionará un descanso y te invitará a quedarte por lo menos dos días para poder disfrutar de su encanto. El convento y la Basílica de San Francisco, constituyen un conjunto arquitectónico de gran interés. La Basílica está formada por dos iglesias superpuestas. En la plaza inferior se encuentra la entrada a la Iglesia Inferior donde reposan los restos de San Francisco, situados en la cripta que se compone de una sola nave de columnas bajas. En esta Iglesia Inferior se puden contemplar diversas capillas entre las que destacan la decorada por Giotto y la decorada por Simone Martini con historias de la vida de San Martín.

 

italia6La bóveda está adornada con frescos alegóricos de la escuela de Giotto. A través del crucero se accede a la Iglesia Superior de estilo gótico, en la que se puede ver la famosa serie de frescos de Gitto que representan 28 escenas de la vida de San Francisco de Asís. Asís sufrió un fuerte terremoto que provocó serios daños en el conjunto histórico. Algunos frescos se han perdido. Son de interés también el Convento de San Damián, el Eremo delle Carceri y la Gruta del Santo. A cinco kilómetros de Asís se encuentra Santa María degli Angeli, Basílica construida en el lugar donde se fundó la Orden Franciscana. A 23 kilómetros de Asís encontramos la capital de la región de Umbria, Peruggia . Acoge dos universidades y dos famosos festivales: el de música sacra y la Desolata del Viernes Santo.

 

Esta villa conserva la Muralla etrusca y el Hipogeo dei Volumni, tumba etrusca. El Museo Arqueológico Nacional de Umbría. La Catedral de estilo gótico. En el interior se puede disfrutar de grandes obras de arte entre las que destacan la Capilla de San Bernardino. En medio de los primeros arcos, se encuentra la verja de hierro y tras ella la Capilla del Santo Anello que tiene el honor de guardar el anillo nupcial de la Virgen María. No se puede dejar de visitar el Oratorio de san Bernardino de estilo gótico, la Iglesia de San Pedro, la Fontana Maggiore y el Palacio Comunale. La Galería Nacional de Umbría se ha convertido en una de las más importantes de Italia central por la magnífica colección de pintura gótica que alberga.

 

Siena es una de las ciudades con más encanto de Italia. Tierra de excelentes vinos como el Chianti y de artesanía de gran calidad. Destaca la Torre del Mangia que con 503 escalones para poder disfrutar de una maravillosa vista de la ciudad. También llama la atención el Duomo, enorme construcción de estilo gótico. El Museo dell'Opera Metropolitana, la Librería Piccolomini y la Pinacoteca Nacional. El Museo Cívico exhibe una excelente colección de frescos que adornan las paredes de sus salas góticas como los de Simone Martini. En la sala del consistorio se pueden admirar tapices florentinos y gibelinos del siglo XVI. Florencia surge al pie de los Apeninos, en una vasta llanura atravesada por el río Arno y coronada de colinas. Ocho puentes unen sus orillas, entre ellos el famoso Ponte Vecchio. Es una ciudad - museo admirada por todos los turistas. Cuna de Dante Alighieri y de los Médici (familia de mecenas que convirtieron a la ciudad en el centro cultural y artístico más importante del Renacimiento). Es muy difícil decir qué es más importante en Florencia, ya que todo tiene certificado histórico o artístico.

 

italia9Una ciudad que huele a historia por todos sus recovecos. El punto de interés turístico es la Plaza del Duomo, la más céntrica que recoge en su interior los edificios religiosos más importantes, todos ellos de mármol policromado con dibujos geométricos: el Baptisterio con tejado piramidal y al que se accede a través de las famosas puertas de bronce que representan escenas de la vida de Cristo y de San Juan Bautista con escenas del Antiguo Testamento. La Pila Bautismal es de mármol y pertenece a la escuela de Pisa. La cúpula aparece recubierta de mosaicos de inspiración bizantina. El Campanile de Giotto cuenta con una decoración que adorna los pisos con tracerías caladas y coronamientos. Se pueden subir los 414 escalones para disfrutar de una hermosa panorámica de la ciudad.

 

El Duomo es también conocido como Santa María del Fiore, edificio con planta de cruz latina, coronado por una cúpula a doble bóveda. El edificio cuenta con magníficas obras como la Puerta del Campanile y la Puerta del Canonici. La Plaza della Signoria, el Palacio Vecchio de estilo gótico, sede del Ayuntamiento. El Palacio gli Uffizi obra renacentista, es la sede de la Galleria degli Uffizi, uno de los museos más valorados del mundo. Es importante, también, el Palacio Pitti, hoy en día contiene en su interior la Galleria Pitti donde en sus impresionantes salas se pueden encontrar los bellos frescos de Tiziano y Rafael.

 

El Museo dell'Opera del Duomo, el Museo Nacional, el Palacio Strozz, la Iglesia de San Lorenzo, el Hospital de los Inocentes y la Academia de Bellas Artes. Pisa es conocida mundialmente por su torre inclinada. El Campo dei Miracoli acoge los monumentos más prestigiosos de esta antigua base naval romana, el Duomo, la Torre y el Baptisterio, así como el Camposanto y las esculturas de la familia Pisano. El Duomo es realmente impresionante. La Torre Inclinada es el campanario del conjunto y su mayor atractivo es su inclinación. El Baptisterio contiene en su interior la primera obra gótica de Italia realizada por Nicola Pisano. Son también interesantes la magnífica pila bautismal, la decoración de las paredes y las magníficas estatuas de Nicola y Giovanni Pisano. El Camposanto ha sido restaurado en varias ocasiones. Al otro lado del río Arno se puede disfrutar de edificios de varias épocas como la Casatorre, el Palacio dei Cavalieri, la Iglesia de Santa María della Spina, la Iglesia del Santo Sepulcro, el Museo Nacional de San Mateo y el Domus Galileana.

 

Milán cuenta con un gran pasado histórico y un importante movimiento cultural y artístico. En el centro de la ciudad encontramos el teatro della Scala. De allí hay que dirigirse a la Plaza del Duomo al frente del famoso Duomo de Milán, catedral gótica de mayor importancia de Italia. Su fachada fue realizada en la época napoleónica con los característicos pináculos góticos. El Castillo Sforza es el principal monumento civil del Renacimiento milanés. El castillo está rodeado por un foso fortificado con torres en sus vértices y con bastiones adosados a la muralla. Tras atravesar el arco de la entrada aparece el patio de armas, y al fondo se asoman varias construcciones como la Torre de Bona de Saboya y la Rochetta. Santa María delle Grazie es otra obra representativa del gótico renacentista. Milán tiene hermosos palacios como el de los jurisconsultos, el Palacio della Ragione, el Palacio Real en el que se encuentra el Museo Contemporáneo, el Duomo, el Palacio Marino actual Ayuntamiento, la Casa Borromei, el Palacio Sormani, el Palacio Serbelloni, el Palacio Castiglioni y el Palacio Litta.

 

COMPRAS

 

La diversidad que caracteriza a Italia se ve en las grandes posibilidades de compra que tiene el visitante. En Venecia, por ejemplo, ciudad de comerciantes desde la que partió Marco Polo, es posible encontrarse con bellas piezas de Cristal de Murano, o encajes de Burano, hechos con técnicas utilizadas desde el Siglo XVI. También es posible hacerse con alguna de las famosas máscaras venecianas en los mercadillos y pequeñas tiendas que se esparcen por la isla. Y qué decir de Milán, cuna de la moda, donde es posible conseguir las últimas tendencias en ropa, calzado y accesorios de moda. En Roma y el Vaticano hay todo tipo de objetos religiosos. Otros artículos son los instrumentos musicales, como los acordeones de Castelfidardo o los magníficos violines de Cremona, y los perfumes, a elegir entre una amplia variedad de aromas. En las islas se pueden comprar tejidos y alfombras de diseño exclusivo. En Nápoles, objetos de bronce y porcelana. En Florencia y Cerdeña se encuentran los mejores mimbres y productos de rafia. Los objetos con mármol de Carrara, la orfebrería de Toscana y los objetos de plata en el Veneto son otras buenas opciones de compra.

 

GASTRONOMÍA

 

italia7En Italia se puede comer realmente muy bien, no sólo por la variedad de sus platos sino también por la excelente manera de cocinarlos. A pesar de que se tiene la equivocada idea de que, además, de pizza y pasta no se encuentra mucho más, lo cierto es que la gastronomía italiana ofrece una gran riqueza de sabores y aromas. El Imperio Romano fue famoso por sus bacanales en las que se servían suculentos manjares traídos directamente de otros países: ostras de las costas gallegas, los mejores patés procedentes de aves francesas o deliciosa repostería árabe, todo ello regado con los mejores vinos.

 

Esta tradición del buen comer se perdió, en parte, durante la Edad Media, pero con el Renacimiento se recuperó, potenciando no sólo la calidad de los productos sino también la preparación de los mismos. De hecho, la 'cocción al dente', es propia de Italia y la utilizan no sólo para la pasta sino para el arroz o las verduras, consiguiendo que no queden ni pasados ni enteros, sino en el punto adecuado. En el norte de Italia, junto a platos de influencia austríaca, como la sopa agria o el 'chucrut', se encuentran los mejores 'gnocchi' de espinacas y patatas, albóndigas de ciruela y el plato estrella de la zona, la polenta, una masa de harina de maíz que normalmente se deja secar para freírla o asarla como acompañamiento de las carnes y pescados.

 

La pasta es excelente en Lombardía y Liguria y a parte de que se encuentran todas las modalidades conocidas, las salsas son deliciosas. Cabe destacar dentro de éstas el 'pesto genovés' con la albahaca como principal condimento o la 'boloñesa' a base de carne y tomate. El arroz resulta vencedor frente a la pasta en Venecia. Los 'risottos' son, sencillamente, deliciosos y se preparan de manera extraordinaria. Como curiosidad pruebe la 'pasta e fagioli', un plato en el que la pasta se mezcla con judías, harina, nabos y vinagre. Es conveniente no olvidar que se está en la tierra que inventó el 'carpaccio', es decir, la carne cruda de cordero y de cabrito con un aliño secreto de delicioso sabor. También se puede disfrutar de excelentes guisos como el de 'pecho de ternera de Génova' con una salsa de setas y nueces, exquisita, o la carne de ternera fría con setas y trufas. Los pescados y mariscos son buenos en la zona de la Liguria y se suelen acompañar de verduras como en el 'cappon magro', verduras y marisco, o en la 'torta marinara', que no es otra cosa que pescado y verduras. No se pueden dejar olvidados los célebres fiambres como el 'Zampone', pie de cerdo relleno de carne ideal para las lentejas y las judías, el salami, la mortadela, el jamón de Parma o la cecina. Destacan los quesos de leche de vaca 'Parmigiano reggiano' o 'Granna padano', así como el vinagre balsámico de Modena, el más caro del mundo por su calidad incomparable.

Quienes somos | Derechos contratación | Política de privacidad | Contactar

 

Copyright © 2014 Grupo Araque. Todos los derechos reservados. (All rights reserved).
C.I.C.M.A 181 Autorizado y supervisado por la Direccion General de Turismo de la Comunidad de Madrid.
Viajes Araque S.A. CIF A-28828887 Registro Mercantil Tomo.9855 Folio.214.
C/ Joaquín Ibarra, 42-44 (28042 Madrid) y C/ San Bernardo, 77 (Madrid)